El Ayuntamiento de Vigo ha previsto solucionar la avería del sistema de calefacción del colegio Otero Pedrayo en «unos días», pero ha advertido de la necesidad de que la Xunta lo sustituya, ya que «tiene 41 años» de antigüedad.

Preguntado por las denuncias del Anpa del centro educativo, que señaló que la calefacción permanece estropeada desde antes del periodo navideño, el alcalde, Abel Caballero, ha asegurado que esta situación, registrada en plena ola de frío y en un periodo en el que el protocolo COVID estipula la necesidad de ventilar las aulas, se trasladó al Ayuntamiento el pasado 8 de enero.

Por este motivo, ha explicado que el Consistorio «se puso a trabajar» de modo inmediato y comprobó que el sistema de calefacción «tiene casi medio siglo».

Además, se descubrió que presentaba una avería y que resultaba preciso adquirir una pieza para solucionarla. Así, ha indicado que este componente se pidió «fuera» dado que no estaba disponible en la zona y ha destacado que se prevé que se reciba «dentro de unos días».

Asimismo, Abel Caballero ha pedido a la Xunta que «inmediatamente sustituya la calefacción (del colegio) y no (solo) esta pieza» ya que se encuentra «inservible».

También ha instado a la dirección del centro educativo a dirigirse a la Administración autonómica para solicitar esta actuación por tratarse de su competencia, un modo en el que ha considerado que debía haber actuado en el momento en el que se detectó esa avería.

Adicionalmente, ha recordado que propuso que el Ayuntamiento asumiese parte del coste de una reforma integral de los colegios públicos de Vigo junto al Gobierno gallego cuando Alberto Núñez Feijóo tomó posesión como presidente en 2009 y «la respuesta fue que no». De este modo, ha lamentado que la Xunta «invierta cero (euros)» en mejoras de los centros educativos de la ciudad.

Por su parte, la delegada territorial del Ejecutivo gallego en Vigo, Marta Fernández-Tapias, ha asegurado que representantes del colegio contactaron con el Ayuntamiento y la empresa «ya en la primera semana de diciembre» y que, «tras varios intentos nulos de comunicación», el 11 y el 19 de enero solicitaron el arreglo mediante el registro municipal.

En esta línea, ha apuntado que se tiene constancia de la presencia de «problemas similares» en otros centros educativos vigueses, como el CEIP Virxe do Rocío y el colegio Escultor Acuña.

En otro orden de cosas, el concejal del BNG en Vigo, Xabier P. Igrexas, ha denunciado que el CEIP Escultor Acuña no dispone de servicio de calefacción desde el pasado 8 de enero, una situación que resulta «inaceptable» en «plena ola de frío» y en un periodo en el que se deben aplicar protocolos de ventilación debido a la pandemia.

Por ello, ha formulado una interpelación en la comisión informativa de Educación celebrada este miércoles para exigir al Ayuntamiento que actúe «con la máxima celeridad para resolver esta situación». Así, ha incidido en la necesidad de que se adopten las medidas precisas para reforzar el servicio de mantenimiento de estas instalaciones con el objetivo de evitar situaciones que conlleven un «perjuicio» para docentes y alumnos.