Las autoridades sanitarias gallegas llevaron a cabo el cribado entre los trabajadores de la empresa avícola Avigal para descubrir el grado de afectación por coronavirus más de 20 días después de tener conocimiento del primer caso positivo en la plantilla.

Así lo ha admitido este jueves la directora xeral de Relacións Laborais, Elena Mancha, durante una comparecencia en la Comisión de Sanidade del Parlamento para responder a una pregunta de la diputada nacionalista Montse Prado sobre la gestión de este brote, que llegó a tener más de 100 casos activos relacionados.

En concreto, ha dicho Mancha, el Sergas tuvo conocimiento del primer positivo en un trabajador el día 27 de agosto y, posteriormente, el cuatro y cinco de septiembre, se detectaron otros tres.

No obstante, no fue hasta el día 19 de septiembre cuando se hizo un cribado entre los 182 empleados de la empresa, unas pruebas que permitieron detectar más de 50 positivos «asintomáticos» entre trabajadores y sus contactos.

El brote originado en la planta que la avícola Avigal tiene en Cambados (Pontevedra), registrado durante el mes de septiembre, fue uno de los más grandes de Galicia y llegó a superar el centenar de casos asociados en varios municipios de O Salnés.

CONTROLES EN LA EMPRESA

En relación a esta empresa, Elena Mancha se ha remontado al 19 de mayo, cuando se realizó una inspección para controlar la existencia de un protocolo covid, que funcionaba con fecha 23 de marzo, ha dicho.

Posteriormente, se realizó otra visita el 22 de junio y el 17 de septiembre, cuando la sala de despiece llevaba un mes funcionando. Fue en esta última visita, días antes del cribado masivo pero después de identificar los primeros casos, cuando los inspectores detectaron que, aunque se cumplía «mayoritariamente» con el protocolo, existían algunas «deficiencias» en el ámbito de vestuarios, en el comedor y en la reincorporación de trabajadores.

El 23 de septiembre, la empresa aportó a la Xunta una «serie de protocolos de limpieza» en relación al brote y cerró de forma preventiva el día 25 para realizar una desinfección. El día 28, tras evaluarse que se había llevado a cabo, se levantó el cierre preventivo.

Por otra parte, según ha contado Elena Mancha, durante la pandemia, la inspección de trabajo realizó 722 inspecciones vinculadas con el cumplimiento de medidas covid en Galicia, 370 en A Coruña, 213 en Pontevedra, 79 en Lugo y 60 en Ourense. Por su parte, Salud Pública ha realizado 796 actuaciones de inspección en el sector cárnico, 362 en entidades con sala de corte, como es el caso de Avigal.