El grupo conservero Calvo ha decidido adelantar al 15 de junio la parada técnica que realiza de forma habitual cada mes de julio en su planta de Brasil. Toma esta medida para prevenir que no haya casos de coronavirus en esta fábrica frente a la «escalada» de la enfermedad en el estado de Santa Catarina.

En un comunicado, la empresa de Carballo (A Coruña) explica que actualmente continúa con su actividad y será a partir del 15 de junio cuando se lleve a cabo un cierre «temporal, localizado y preventivo».

La fábrica de Calvo en Brasil cuenta con 2.300 trabajadores y no se ha registrado ningún caso de contagio por coronavirus desde el inicio de la pandemia.

Además, opera con «todas las medidas de seguridad y protocolos internos reforzados desde hace más de dos meses para minimizar al máximo cualquier riesgo de contagio».

De tal forma, esta medida «no afectará a la operativa ni a la seguridad del suministro en las fábricas de Grupo Calvo en otros países donde siguen operando con todas las medidas de seguridad reforzadas».

Grupo Calvo está presente en más de 70 países a través de sus tres marcas principales, Gomes da Costa, Calvo y Nostromo. Cuenta con más de 4.600 empleados y plantas de producción y envases en España, El Salvador y Brasil.