El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha afeado este martes a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que «ponga deberes a Galicia» cuando «no quiere hablar» con el Ejecutivo autonómico y ha revelado que le envió dos cartas «pidiendo por escrito formalmente» una reunión por la situación de la central de Endesa en As Pontes (A Coruña) que no han obtenido respuesta.

Antes de participar en la inauguración en Santiago de la XXX Semana de la Carretera, el presidente ha sido preguntado por las declaraciones realizadas por la ministra en la Cadena SER, donde instó a la Xunta a «colaborar»; advirtió que la central térmica de As Pontes, en los términos actuales, tendría un recorrido «corto»; y afirmó que Endesa había «trucado» las cuentas.

«Si tiene algún problema con Endesa, que se lo diga a Endesa», ha contestado Feijóo, quien ha recordado que la empresa invirtió 200 millones para adecuar la central a los parámetros de emisiones exigidos por la Unión Europea (UE). «Eso se hizo y es un dato incuestionable», ha remarcado.

Otro «dato incuestionable» que ha destacado el presidente gallego es que hay «más de cien centrales» como la de Endesa funcionando en Europa, «más de 80 en Alemania»; y ha aludido a las dos cartas remitidas a la ministra apelando a sentarse Xunta, Ministerio, empresa y organizaciones sindicales para buscar una solución para la planta de As Pontes, a lo que «ni siquiera contesta».

Por eso, a renglón seguido, ha censurado que «venga a poner deberes a la Xunta» en relación a una crisis que «el propio Ministerio de Transición Ecológica incentiva» y «no es capaz» de sofocar, además de «no» querer hablar con la Xunta. Constituye, bajo el punto de vista de Feijóo, «una falta de respeto» que la Comunidad gallega «no merece».

AL GOBIERNO «NO LE INTERESA GALICIA»

«Tenemos un problema con el Gobierno central: que no le interesa Galicia, considera que Galicia es un tema que no es prioritario: ni Alcoa, la central térmica de As Pontes, ni el AVE. Esto no es una crítica, es una crónica de lo que está ocurriendo», ha constatado.

A modo de ejemplo, ha señalado que el presidente de Alcoa ha escrito en prensa un artículo «muy claro» en el que se ratifica que, o se regresa a los precios de la energía que había «antes» del Gobierno de Pedro Sánchez, o la factoría de San Cibrao está en una situación «de riesgo máximo».

«La prensa económica en España acredita que Alcoa Estados Unidos está pensando en la posibilidad de cerrar la fábrica de San Cibrao si los precios de la energía no vuelven a ser los anteriores. No creo que en este momento debamos discutir los políticos. Lo que debemos es proponer cuestiones concretas», ha advertido.

Al respecto, se ha reafirmado en que remitió a la ministra dos cartas, «por escrito, para que quede constancia», y su respuesta es «ninguna». «No es una crítica, es una crónica de lo que está ocurriendo», ha insistido el presidente.

«NO VOY A MENTIR A LOS GALLEGOS»

A renglón seguido, se ha vuelto a preguntar «por qué» el Ministerio «quiere cerrar» la central de As Pontes si «cumple» con los parámetros europeos de emisión de gases tras invertir 200 millones para lograrlo y si en el resto de Europa hay un centenar de centrales en condiciones similares.

«¿Por qué el Gobierno dijo que en abril tendría una propuesta para Alcoa y está en una situación límite en noviembre? ¿Por qué, cuando las obras del AVE Galicia-Madrid tendrían que finalizar en 2019, no hay nadie que nos acredite que estarán acabadas en 60 días? Son preguntas sin respuesta. A mí lo que me gustaría es tener respuesta, pero a mí los gallegos no me eligieron para que les mienta y, como no me eligieron para que les mienta, no les voy a mentir», ha zanjado.