El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 783 el pasado mes de agosto en Galicia, cifra un 21,9% inferior a la del mismo mes de 2018 y descenso algo menos pronunciado que el de la media de las comunidades (-29,9%), según los datos que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En comparación con julio, la disminución de la constitución de hipotecas sobre viviendas en la comunidad gallega fue del 33,7%. Mientras, el capital prestado, unos 78,02 millones de euros, es un 17,8% inferior en tasa interanual y un 30,4% menos en variación mensual.

En total, fueron 1.144 las hipotecas creadas, por casi 125,77 millones, repartidas entre 39 sobre fincas rústicas (por 8,72 millones) y 1.105 sobre urbanas (por 117,05 millones).

Estas últimas, las 1.105 hipotecas constituidas sobre fincas urbanas, se dividieron entre las 783 correspondientes a viviendas, ocho en solares (por 1,1 millones) y 314 en otra clase de fincas (37,92 millones).

Tanto en uno como en otro ámbito, la mayor parte de las constituciones se realizaron en bancos (25 de las 39 hipotecas sobre fincas rústicas y 1.022 de las 1.105 sobre urbanas).

En agosto, hubo 1.316 cancelaciones en la comunidad, la mayor parte (833) sobre viviendas, 43 en fincas rústicas, 32 en solares y 408 en otro tipo de fincas urbanas.

Por último, los cambios afectaron a un total de 55 fincas, 53 de ellas por novación, una subrogación del deudor y otra del acreedor. Por naturaleza de la finca, 55 eran urbanas y 26 de ellas, viviendas.

DATOS ESTATALES

En el conjunto estatal, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 20.385 el pasado mes de agosto, cifra un 29,9% inferior a la del mismo mes de 2018 y la más baja en cualquier mes desde octubre de 2016.

Estadística señala que la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario en el mes de junio «podría haber afectado» a los datos de agosto, ya que los datos de esta estadística proceden de escrituras públicas realizadas en meses anteriores.

Además de registrarse la menor cifra de hipotecas sobre viviendas en casi tres años, el dato de agosto de este año es el peor en dicho mes desde el ejercicio 2015, cuando la firma de hipotecas sobre viviendas no llegó a 20.000.

Con el descenso interanual experimentado en el octavo mes del año, la firma de hipotecas sobre viviendas regresa además a terreno negativo después de haber subido en julio un 13,1%, hasta superar las 33.000 firmas hipotecarias.

De acuerdo con los datos difundidos por el INE, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas subió un 5% respecto a agosto de 2018, hasta los 128.501 euros, mientras que el capital prestado retrocedió un 26,4% en tasa interanual, hasta los 2.619 millones de euros.

En términos mensuales (agosto sobre julio), el número de hipotecas sobre viviendas se desplomó un 38,9%, mientras que el capital prestado para este tipo de hipotecas cayó un 35,3%. En ambos casos se trata del mayor retroceso mensual en un mes de agosto en al menos cinco años.

ANDALUCÍA Y CATALUÑA, A LA CABEZA

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en agosto fueron Andalucía (3.924), Cataluña (3.607), Madrid (3.208) y Comunidad Valenciana (2.631).

Todas las regiones presentaron en agosto tasas negativas en el número de hipotecas sobre viviendas. Los mayores descensos se dieron en La Rioja (-61,5%), Extremadura (-53,8%) y Navarra (-52,9%), mientras que los menores los protagonizaron Comunidad Valenciana (-9,1%), Cataluña (-19,4%) y Murcia (-20,2%).

El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas alcanzó el pasado mes de agosto el 2,55%, con un plazo medio de 24 años.

El 58,2% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable y el 41,8% a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable se situó en el 2,29%, frente al 3,01% de las de tipo fijo.

BAJAN LAS FINCAS HIPOTECADAS

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante el octavo mes del año se constituyeron 28.639 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de estas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un descenso del 28,1% respecto a agosto de 2018.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 22,8% respecto al mismo mes de 2018, hasta los 4.456,7 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas se situó en 155.619 euros, un 7,4% más.

El tipo de interés medio al inicio para el total de fincas se situó en el 2,52%, con un plazo medio de 23 años. Para las hipotecas a tipo variable, que representan el 60,7% del total, el tipo de interés medio fue del 2,21% al inicio, mientras que se situó en el 3,18% para las de tipo fijo.

CAMBIOS EN LAS CONDICIONES

En cuanto a las hipotecas con cambios registrales, éstas sumaron 5.056 en agosto, un 16,9% menos que en el mismo mes de 2018.

Atendiendo a la clase de cambios en las condiciones, en agosto se produjeron 3.829 novaciones (o modificaciones producidas con la misma finalidad financiera), con un descenso interanual del 11,1%.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 27,6%, mientras que el número de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) cayó un 47,4%.

De las 5.056 hipotecas que cambiaron sus condiciones el pasado mes de agosto, el 36,4% se debieron a modificaciones en los tipos de interés.

Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo subió desde el 10,3% al 29,8% y el de hipotecas a interés variable cayó del 87,3% al 69,3%.

El euríbor es el tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas a tipo variable tanto antes del cambio (66,1%) como después (60,2%).

Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo disminuyó 1,2 puntos, mientras que el de las de tipo variable retrocedió 1,1 puntos.