En el marco de la campaña iniciada bajo el lema ‘SOS Vigo: Polo futuro industrial da comarca, emprego digno e servizos públicos’, la Confederación Intersindical Galega (CIG) ha solicitado formalmente intervenir en el próximo pleno del Ayuntamiento de Vigo «para abordar la grave situación que atraviesan la industria y los servicios públicos en la ciudad y en la comarca».

En el escrito, dirigido al alcalde, Abel Caballero, el secretario comarcal de la CIG, Alberto Gonçalves, alerta de la situación «límite» que atraviesa la construcción naval ante el «inminente» cierre de Vulcano y las «dificultades» de Barreras, así como del «impacto» que ambos casos están teniendo en la industria auxiliar.

Gonçalves también denuncia en el mismo documento, según recoge la CIG en un comunicado, el «impacto negativo» que, a su juicio, las «políticas de recorte» aplicadas por el PP en los servicios públicos están teniendo para los trabajadores.

De esta manera, el sindicato nacionalista ha demandado, además, la convocatoria «extraordinaria y urgente» del Consello Económico e Social de la ciudad, «tal y como se había hecho en 2011 ante las dificultades que atraviesa el naval».

«Cuando está en juego el futuro industrial de Vigo y su comarca, las instituciones no pueden mirar para otro lado. Es el momento de tomar medidas y de tomarlas ya», ha reivindicado el secretario comarcal de la asociación sindical.