La Central Unitaria de Traballadoras (CUT) ha vuelto a pedir este miércoles «elecciones sindicales libres» en la factoría viguesa del grupo automovilístico Stellantis, por lo que espera que el magistrado así lo resuelta el próximo viernes, cuando se lleve a cabo el juicio después de la denuncia interpuesta por el sindicato.

En rueda de prensa, el secretario xeral de la CUT, Ricardo Castro, ha asegurado que los empleados de la fábrica no pudieron votar en «libertad» el pasado mes de octubre, ya que muchos de ellos acudieron a las urnas «acompañados». Así se recogió en el laudo arbitral que le dio la razón a la organización sindical.

Sin embargo, al igual que Castro, el responsable de la CUT en Stellantis Vigo, Vitor Mariño Fernández, ha criticado que pese a esta resolución, las medidas cautelares aceptadas por el juzgado permitieron que hasta que se dicte sentencia no se tenga en cuenta el laudo, por lo que ahora se están negociando un expediente de regulación de empleo (ERE) y un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en la planta con un comité de empresa «que no está legitimado».

Así, ha denunciado el «paternalismo» y el «proteccionismo» que, a su juicio, existe hacia Stellantis por parte tanto del poder judicial como de las administraciones públicas, animando a «poner límites» ya que «no todo vale».

Pese a que el próximo viernes, día 20, se llevará a cabo el juicio, el abogado del sindicato, Brais González, ha reconocido que las expectativas de que haya una resolución «justa» son «prácticamente nulas», teniendo en cuenta que, para él, se permitieron unas medidas cautelares favorables para la compañía.

No obstante, ha reivindicado que el sindicado prevé elevar esta reclamación hasta el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) o al Tribunal Constitucional si fuese necesario para «resolver 40 años de manipulación en Stellantis».

Todo esto después de que el Colegio Arbitral de Pontevedra, órgano de control de las elecciones sindicales, declarase nulas el pasado mes de noviembre las elecciones sindicales en Stellantis Vigo tras la impugnación presentada por la CUT. Ahora el caso llega a juicio el próximo viernes después de que la empresa recurriese el laudo.