La Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA, por sus siglas en inglés) ha presentado este martes tres nuevas patrulleras que servirán como plataformas adicionales para inspección pesquera de la Unión Europea en aguas comunnitarias e internacionales.

En un evento en el que han asistido diferentes representantes del sector de la pesca y las instituciones gallegas, españolas y europeas, la EFCA ha puesto en valor el fletamiento de estos tres nuevos buques: Ocean Guardian, Ocean Protector y Ocean Sentinel.

Con pabellón portugués, los barcos se desplegarán como patrulleros pesqueros gracias a contar con inspectores nacionales y de la EFCA para apoyar a los estados miembros en los diferentes planes de despliegue conjunto desde el Mediterráneo y el Mar Negro, hasta las aguas occidentales, el Mar del Norte, el Mar Báltico y las zonas NAFO y NEAFC.

Tal como ha indicado la directora ejecutiva de la EFCA, Susan Steele, los buques también se desplegarán en el marco de operaciones polivalentes organizadas en el marco de la cooperación europea para las funciones de guardacostas.

Además de los medios marítimos, la EFCA también ha fletado una aeronave para realizar servicios de vigilancia aérea para el control de la pesca, proporcionando así una herramienta adicional para apoyar en los diferentes planes de despliegue conjunto.

«Este día marca un hito importante en la historia de la Agencia. El fletamiento de tres plataformas de inspección pesquera es un punto de inflexión y materializa nuestro firme compromiso de apoyar a las autoridades de los estados miembro y a la Comisión Europea para promover el cumplimiento de las normas pesqueras, así como contribuir para un mar seguro, protegido y sostenible», ha reivindicado Steele.

Los tres barcos son embarcaciones de salvamento y respuesta ante emergencias polivalentes con una eslora total de 62 metros. Dos de ellos se construyeron en 2018 y el último en 2020.

COLABORACIÓN ENTRE INSTITUCIONES

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha sido una de las autoridades que ha estado presente en el acto, que duró algo más de una hora. Allí ha apelado a la colaboración entre las instituciones europeas en materia de control e inspección de la actividad pesquera.

La titular de Mar ha defendido la importancia de luchar contra la actividad ilegal, no declarada y no regulada por tratarse de un prejuicio económico para los trabajadores del mar y un peligro para la salud de los consumidores.

En su discurso ha recordado que este año la Xunta invertirá más de 27 millones de euros, un 4% más, en el ámbito de Guardacostas para mantener sus tareas de control y cuidado del mar. Además, en 2023 se licitarán dos nuevas patrulleras por 2,5 millones de euros.

«DÍA GRANDE»

A Vigo también se ha desplazado este martes la ministra de Agricultura y Alimentación de Portugal, María do Céu Antunes, quien ha asegurado que se trata de un «día grande» por este fletamiento de los tres barcos.

Ella misma fue la encargada de amadrinar uno de ellos, estrellando contra el buque una botella de champán, que no rompió hasta la segunda vez que lo hizo.

Antunes ha subrayado la importancia del control y la vigilancia de la pesca, mostrando el apoyo del Gobierno de Portugal hacia estas labores.

Además, la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, ha querido destacar la «excelencia» del sistema de control de la actividad ilegal del que dispone España, «que ejerce un liderazgo mundial en la materia».

Villauriz ha asegurado que España es el único estado miembro de la UE cuyo sistema de inspección tiene un certificado de calidad ISO. En el empeño de incorporar las últimas tecnologías a la inspección pesquera, Villauriz se ha referido a las inversiones realizadas por el Gobierno para la implantación y uso de drones y el empleo de observadores electrónicos como herramientas de vigilancia.

La directora general de Pesca de la UE, Charlina Vitcheva, también ha querido estar en el acto, destacando los «importantes retos» a los que se enfrenta el control de la pesca y mostrando su orgullo al «éxito» alcanzado este martes con el fletamiento de los barcos.

Entre otros, el alcalde, Abel Caballero, ha puesto en valor la importancia de que la EFCA esté situada en Vigo, debido a lo que supone para le economía de la ciudad el sector de la pesca.