La secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, rechaza «meter presión» durante las pruebas para la homologación de los trenes ‘Avil’, ya que son «muy delicadas» y son necesarios «muchos kilómetros de recorrido». En todo caso, están yendo «bien», aunque «se producen incidencias».

El ‘Avril’ se trata de un prototipo «tremendamente complejo técnicamente y muy innovador», ha resaltado. «Estamos hablando de rodadura desplazable a 330 km/h», ha añadido.

Por eso, ha asegurado ser «siempre muy sincera» y ha recordado que se está «en la fase en que los trenes ya están fabricados todos» y se están probando.

La Secretaría de Estado, según ha reiterado, está «supervisando» estos trabajos con reuniones semanales, pero «como técnica» no quiere ser «deshonesta con la ciudadanía», de ahí que haya evitado plazos.

Al respecto, ha advertido que el procedimiento es «muy exhaustivo» y «no se pueden solapar pruebas», antes de lamentar la situación de contratos antes de su llegada a la presidencia de Adif.

En la gestión del contrato y en la fabricación de los trenes era donde había «que darse prisa», ha recalcado, para insistir en que lo que no se puede es «ahora» meter «prisas en la homologación». «Cuando esté, les iré informando», ha resuelto Pardo de Vera.

Y es que su departamento no tiene «más reto que tener los ‘Avriles’, porque suponen la reconfiguración de todos los tráficos, no solo en Galicia: en España», según ha enfatizado.

Previamente, durante su intervención en un acto en A Mariña de Lugo, ha pedido «un poco de paciencia».