El Índice de Precios de Consumo (IPC) se quedó en el 6,4% en diciembre en Galicia, subiendo un punto desde noviembre aunque se situó siete décimas por encima de la media nacional (+5,7%), según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press.

En concreto, los alimentos y bebidas no alcohólicas cerraron el año pasado encareciéndose un 16,2% en la Comunidad, mientras que las bebidas alcohólicas y el tabaco aumentaron su precio un 8%.

Por su parte, el vestido y el calzado solo subieron un 1,8%, mientras que el menaje un 8,6%. La medicina (+1,5%) y el transporte (+4,3%) también se situaron con un crecimiento inferior a la media, al igual que el ocio y la cultura (+3,1%). Los hoteles, cafés y restaurantes gallegos costaron en diciembre un 9,2% más que en el mismo mes de 2021.

Sin embargo, los únicos productos que redujeron su precio medio el año pasado fueron la vivienda (-3,8%), las comunicaciones (-1,9%) y la enseñanza (-1%).

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, el IPC subió dos décimas en diciembre en relación al mes anterior y recortó 1,1 puntos su tasa interanual, hasta el 5,7%, su cifra más baja desde noviembre de 2021, siempre según las cifras del INE, que rebajan en una décima los avanzados por el organismo a finales del mes pasado, cuando apuntó a un IPC interanual del 5,8% y a un ascenso mensual de los precios del 0,3%.

No ha sido así en el caso de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), donde el INE ha elevado una décima su estimación inicial del 6,9%. Así, el IPC subyacente finalmente cerró diciembre en el 7%, tasa siete décimas superior a la de noviembre y la más elevada desde noviembre de 1992.

Con este dato, la inflación subyacente supera al índice general por primera vez desde febrero de 2021 y abre con él una brecha de 1,3 puntos.

La inflación interanual de diciembre (5,7%) es más de cinco puntos inferior al pico alcanzado el pasado mes de julio, cuando la inflación escaló hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984.

Con la moderación registrada en el último mes de 2022, la inflación suma cinco meses consecutivos de descensos en su tasa interanual después de que en agosto bajara tres décimas, hasta el 10,5%; en septiembre disminuyera 1,6 puntos, hasta el 8,9%; en octubre se redujera 1,6 puntos, hasta el 7,3%, y en noviembre bajara medio punto, hasta el 6,8%.

Según el INE, la moderación del IPC interanual hasta el 5,7% en diciembre se debe, principalmente, a la bajada de los precios de los carburantes y del gasóleo para calefacción y al hecho de que la electricidad subió en diciembre de 2022 menos de lo que lo hizo en igual mes de 2021.

LOS ALIMENTOS DISPARAN SU PRECIO UN 15,7%, NUEVO RÉCORD

Los precios de los alimentos, por contra, crecieron en diciembre un 15,7% en tasa interanual, cuatro décimas más que en noviembre y su tasa más alta desde el comienzo de la serie, en 1994.

Dentro de los alimentos, los que más han subido de precio en el último año son el azúcar (+50,6%); los aceites y grasas (+38,1%); la leche (+37,2%); los huevos (+29,8%); los productos lácteos (+23,4%); los cereales (+22,7%) y las patatas (+22,6%).

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en diciembre el 6%, tres décimas por encima de la tasa general del 6,8%. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

En términos mensuales (diciembre de 2022 sobre noviembre del mismo año), el IPC registró un aumento de dos décimas, en contraste con el descenso del 0,1% experimentado en noviembre. En este ascenso influyeron también los alimentos, que elevaron sus precios un 1,6% respecto al mes anterior.

En el último mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 5,5%, más de un punto por debajo de la del mes anterior.