Trabajadores de la fábrica de Ence en Lourizán y de sus empresas auxiliares han recorrido este viernes las calles de Pontevedra en manifestación en defensa de la continuidad del complejo industrial en su actual ubicación en terrenos de dominio marítimo terrestre de la ría.

Con el lema ‘Por un futuro y trabajo digno en Pontevedra’ y vistiendo chalecos amarillos en los que se decía ‘Ence sí’, los manifestantes han partido a las ocho y media de la tarde desde las inmediaciones de la Estación de Autobuses hasta llegar a la sede de la Subdelegación del Gobierno.

El presidente del comité de empresa de Fábrica, Manuel Rivas y la presidenta del de Oficinas, Ana Cedeira, leyeron un manifiesto al concluir la manifestación en el que agradecieron el «apoyo multitudinario» y reivindicaron su «derecho a un trabajo que contribuye a la generación de empleo digno, que es medioambientalmente sostenible y que coopera con la defensa del empleo en el rural, además de no necesitar ayudas para su viabilidad».

Esta acción de protesta ha sido convocada de forma unitaria por los comités de Fábrica y de Oficinas, en los que tiene mayoría el sindicato Comisiones Obreras, ante la previsión de que la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo se reuniese el 4 de octubre para decidir sobre los recursos presentados contra la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló la prórroga de la concesión para que la celulosa siguiese hasta 2073 en Lourizán.

Sin embargo una providencia del pasado 6 de septiembre, posterior a la convocatoria de la manifestación de hoy, acordó el aplazamiento sin fecha de la votación sobre la legalidad de la prórroga concedida por el gobierno en funciones de Mariano Rajoy.

«Tenemos esperanza de que este órgano ponga sentido común, sensatez y cordura a esta situación», rezaba el manifiesto leído al final de la marcha.

También se dirigió a todos los manifestantes, Antonio Taboada, representante de las empresas auxiliares de Ence en el sector forestal, logística y transporte para dar las gracias a los niños que asistieron a la manifestación «ellos son víctimas no visibles de toda esta situación» y apuntó que «son los que nos dan la fuerza y son el futuro de Ence en Lourizán».

En la marcha participó una amplia representación estatal, gallega y comarcal de dirigentes de Comisiones Obreras con María Cardeñosa, miembro de la Comisión Ejecutiva Confederal de CC.OO.; Amelia Pérez, secretaria xeral de Galicia y otros miembros de su Comisión Ejecutiva así como Pilar Mosquera, secretaria comarcal de Pontevedra, entre otros cargos de este sindicato que tiene 17 de los 23 representantes que elige el personal en sus dos comités de empresa.

Muestra de este respaldo será también la visita que hará el secretario general Unai Sordo a las instalaciones de Lourizán en el próximo mes.

REPRESENTACIÓN DEL PP DE PONTEVEDRA

También el Partido Popular de Pontevedra se ha volcado con esta movilización de protesta en la que participaron concejales del grupo municipal con Rafa Domínguez al frente, así como el delegado territorial de la Xunta, Luis López; la alcaldesa de Marín, María Ramallo o el portavoz del PP en Poio, Ángel Moldes.

Igualmente hubo dirigentes de partidos como Vox y Ciudadanos, formaciones que carecen de representación política en los concellos de la ría.

Antes de la movilización de esta tarde, el Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia ha celebrado una Junta Directiva en las instalaciones de ENCE en Lourizán, en apoyo a la manifestación convocada por los trabajadores de la pastera y «con el fin de visibilizar su apoyo a la continuidad del proyecto empresarial», en coherencia con la decisión adoptada de personarse como parte en el recurso presentado ante el Tribunal Supremo.

Tras la reunión, los miembros de la Junta Directiva han realizado una visita a la instalación industrial. Este Clúster representa el 90% de la facturación total del sector de la madera en Galicia y aglutina a empresas de toda la cadena de valor industrial.