La secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, ha señalado que «parece que siguen bloqueándose plazas» de tren que luego no son utilizadas con los abonos gratuitos de Renfe para viajeros recurrentes.

De ahí que haya informado de que su departamento está «con eso para tomar las medidas que corrijan» la situación, en un contexto en el que usuarios aseguran quedarse sin asiento en coches que en ocasiones van semivacíos. «Tenemos los sistemas tecnológicos de Renfe a tope para corregir estas situaciones», ha subrayado Pardo de Vera.

Así se ha pronunciado a preguntas sobre este asunto durante una visita a las obras en la estación intermodal de Santiago. «Es un sistema flexible y hay que pensar cómo continúa esto el año siguiente», ha agregado.

A este respecto, ha destacado que «la mejor herramienta es el conocimiento del dato», por lo que el Gobierno está «monitorizando» el uso del ferrocarril desde la puesta en marcha de estas bonificaciones.

En este sentido, ha lamentado que «hecha la ley, hecha la trampa» y ha agregado que «España no es multimillonaria», por lo que ha apelado a la «eficiencia». En cualquier caso, ha agregado que el abono está planteado para cuatro meses y cree «que las aplicaciones han respondido».

En los últimos días, Renfe introdujo novedades como el límite de cuatro formalizaciones de billete al día o la necesidad de haber realizado la vuelta para poder reservar otra ida, pero los usuarios denuncian que la problemática persiste.