El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha subrayado que la primera edición de la aceleradora Galicia Avanza ayudará a 30 pymes innovadoras a exportar con el apoyo de la Administración autonómica y la Tecnópole. Así lo dijo en la clausura de la asamblea de la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO), en la que su presidenta, Marisol Nóvoa, ha reivindicado «celeridad y medidas efectivas» para atajar la crisis económica y en la que subrayó la relevancia de la colaboración público-privada.

Tal y como recuerda la Xunta, Galicia Avanza es una aceleradora impulsada por la Administración gallega y la Tecnópole y cuenta con un presupuesto de 2,24 millones para fomentar la internacionalización de las empresas.

En esta primera edición serán 30 las pymes innovadoras o de base tecnológica que se beneficien de esta iniciativa para exportar sus productos y servicios.

Por otro lado, y durante su intervención, Rueda recordó que el objetivo final de la asamblea empresarial que ha clausurado ha sido la de «unir, estabilizar y salir más fortalecidos». Siguiendo en la misma línea, ha incidido en la importancia de la unión entre instituciones públicas y privadas, como también incidió la propia Marisol Novoa.

Rueda afirmó que uno de esos primeros retos que exigen estabilidad está realacionado con la «creciente inflación» que «merma los ingresos y carcome ahorros». Galicia sigue siendo la segunda comunidad «con menos endeudamiento per cápita», por lo que «tiene margen para apoyar a las familias y empresas cuando lo necesitan», destacó el presidente autonómico, con medidas como la bajada de impuestos con la reducción del primer tramo del IRPF y a las familias con dos hijos o la implantación del bono social térmico, junto con los avales del Igape.

Asimismo, incidió en la importancia de «aprovechar al máximo» los fondos de recuperación Next Generation, con la colaboración público- privada. En este sentido, subrayó el papel del tejido empresarial con la inclusión de la candidatura gallega de «proyectos sólidos que se alinean con los objetivos europeos de transformación ecológica y digital».

«REFORZAR EL DIÁLOGO SOCIAL»

En su intervención, Marisol Novoa apostó por «reforzar el diálogo» social para encontrar y debatir en él las soluciones a la situación actual; consolidar la transformación económica y consensuar las medidas que se desarrollen para lograr una reactivación y dinamización duraderas, al igual que el apoyo a la liquidez de las empresas y los sectores más dañados o el mantenimiento del tejido productivo y el empleo.

«Los mercados, la economía y las empresas en Galicia y en España necesitan cuanto antes reindustrialización, digitalización, transformación ecológica y sistematizar la innovación para asegurar la competitividad actual y futura del tejido productivo», ha apuntado.

También abogó, en línea con las reclamaciones de la CEG, por «acelerar y simplificar» la ejecución de los Fondos Europeos, con plazos razonables para presentar proyectos, y que la participación de Galicia en proyectos estratégicos sea «completa y permita desarrollar una reinvención de la industria y el sistema productivo gallego», apuntalando sectores igual de estratégicos y fundamentales para los cambios que liderarán el futuro de la economía.

La presidenta aseguró que para contribuir a esto, en la CEO siguen «haciendo lo que corresponde para conseguirlo, reclamar y trabajar». «Reclamar para poner voz al colectivo ante los responsables de las administraciones que tienen que presionar o actuar para cambiar el rumbo de las cosas, y trabajar, porque, además de las demandas que trasladamos como organización, somos conscientes de que hay que poner en marcha proyectos e iniciativas que contribuyan a mejorar nuestro entorno, a ir alcanzando metas y a estar preparados para la transformación que estamos viviendo», ha señalado.