El millar de carteros rurales que trabajan en Galicia prestan ya a domicilio los servicios que, hasta ahora, sólo se ofrecían en las oficinas de Correos.

Los trabajadores emplean dispositivos electrónicos portátiles (PDAs) con los que pueden realizar estos trámites, según informa Correos en un comunicado.

Entre los servicios a domicilio que se ofrecen está el envío y recibo de paquetería, el pago de recibos y tributos, la compra de embalajes, sobres y sellos o gestiones de servicios de luz, gas y telefonía.

Además, también puede solicitarse el envío de dinero en efectivo y otros servicios demandados.