Tegestacín presentó este viernes ante la representación sindical el inicio del período de consultas para un expediente regulador de empleo (ERE) que afectará a toda la plantilla de la factoría de Outeiro de Rei (Lugo), según informa la CIG a través de un comunicado.

De acuerdo con esta organización, la noticia fue acogida como un «particular y macabro regalo de Navidad» de la empresa a sus 70 trabajadores en la planta.

En este contexto, la CIG cree que quedan por delante unas fechas «intensas» en las cuales «habrá que evaluar el contenido y justificaciones» que la compañía presenta para adoptar esta medida.

Además, la central sindical asegura que el comité de empresa ya ha solicitado «diversas reuniones» con la Xunta con la intención de que sea parte interesada por el futuro de las instalaciones y de sus puestos de trabajo.

La CIG recalca su «total rechazo» de la actuación de Tegestacín, que «viene orquestando su particular desenlace en una clara operación especulativa, sin solución de futuro para el personal ni para las instalaciones de la empresa».