El Parlamento gallego ha pedido al Ministerio de Agricultura –tras una iniciativa del PPdeG– que permita la plantación de patata en aquellos municipios con «un número insignificante de positivos» de la plaga de polilla guatemalteca, así como delimitar zonas de prohibición a solo las parroquias afectadas.

En la comisión de Agricultura, el diputado popular Rubén Lorenzo ha afirmado que, «de acuerdo con la situación, es probable» que la polilla guatemalteca «pueda ser erradicada en Galicia en el plazo de dos años».

Al respecto, remarca el trabajo llevado a cabo por la Xunta en los últimos años desde que en noviembre de 2015 se detectase la presencia en Galicia. «En la actualidad, el trabajo principal sigue consistiendo en revisar periódicamente las trampas instaladas para registrar la evolución de las capturas y la dispersión de la plaga», apunta.

Así, remarca que «la mejora es evidente», pero «se debe seguir aplicando las medidas para conseguir la erradicación de la polilla». Expone que los ayuntamientos dentro de las zonas actuales infestadas son 18, si bien en este año solo hubo capturas en cinco municipios.

«Las previsiones apuntan a que a finales de este año saldrán de las zonas infestadas la mayor parte de los ayuntamientos que tienen esa condición», asegura.

«Ante esta situación, consideramos que puede ser un buen momento para que, siempre teniendo en cuenta los datos técnicos, el Ministerio de Agricultura permita la plantación de patatas en aquellos ayuntamientos con un número insignificante de positivos de polilla guatemalteca», subraya Rubén Lorenzo.