A Coruña y Vigo han acogido este viernes sendas concentraciones convocadas por la Coordinadora Galega polo Tren Público Social e Sostible para exigir un ferrocarril «público, social, ecológico y sostenible» y que han sido secundadas por más de un centenar de personas en total.

Decenas de personas han participado en las concentraciones, celebradas en las estaciones de tren de Vigo-Guixar y A Coruña-San Cristóbal. En el caso de esta última, los asistentes han ascendido a unos cien, según los organizadores, mientras medio centenar ha secundado la que ha tenido lugar en la urbe olívica.

En ellas, se ha exhibido una pancarta con el lema de la convocatoria, ‘Por un ferrocarril público y social’, y se ha procedido a la lectura de un manifiesto con las principales reivindicaciones. Entre estas, está un tren que «vertebre el territorio y que sea sostenible con el medio ambiente», además de la instalación de una red de cercanías en la comunidad. Esta convocatoria se ha enmarcado en las protestas celebradas a nivel estatal por todas las plataformas en defensa del tren, coincidiendo con la celebración del Año del Ferrocarril.

El miembro de la Coordinadora y portavoz de la Plataforma en Defensa del Tren de A Coruña-As Mariñas, Alberto Díaz, ha trasladado el rechazo de la primera entidad a un tren de alta velocidad «porque supone la desvertebración del territorio y el desmantelamiento de líneas».

«Consume todo el presupuesto», ha dicho también. Por ello, ha pedido una «moratoria» en este tipo de línea y una inversión en las convencionales para «favorecer la movilidad» y hacerlas «más sostenibles», de forma también que se reduzca el tráfico rodado en ciudades con un alto nivel de desplazamientos.