UGT advierte de que la condena a Alcoa sobre las plantas de A Coruña y Avilés «no soluciona el mantenimiento del empleo», de ahí que pida «compromiso» a ambos gobiernos, el central y el autonómico.

De acuerdo con la sentencia de la sala social de la Audiencia Nacional, el proceso de venta de las fábricas a Parter primero y a Grupo Riesgo después «fracasó» porque lo hizo la reindustrialización y «por causas imputables a Alcoa», según subraya el sindicato.

En consecuencia, resalta, «se activa la obligación subsidiaria y alternativa del acuerdo: al extinción de las relaciones laborales en los términos, condiciones y plazos establecidos».

UGT saluda la sentencia pero añade que el proceso judicial «no soluciona el mantenimiento del empleo». «Una vez más demandamos un compromiso real y efectivo de la administración autonómica y el Gobierno central para consolidar un proyecto industrial», concluye.