La conselleira de Infraestruturas e Transportes, Ethel Vázquez, ha lamentado que el Ministerio de Transportes no haya «previsto» ni «tenido en cuenta» la «previsible» negativa de Audasa –empresa concesionaria de la AP-9– a la propuesta de bonificaciones para la autopista gallega.

Así lo ha comunicado la responsable del departamento del Gobierno autonómico momentos antes de reunirse, junto al director de la Axencia Galega de Infraestruturas, Francisco Menéndez Iglesias, con representantes del sector de transporte de mercancías en Galicia.

Respecto al retraso en la aplicación de los descuentos al 31 de julio del que ha informado el Ministerio y sobre cuyo anuncio la conselleira ha indicado que «la Xunta no tiene información oficial, solo la de los medios», Ethel Vázquez ha comentado que es una «mala noticia».

«Era muy probable que Audasa rechazase la propuesta, como ha ocurrido. Y esta oposición estaba dentro de la planificación inicial del Gobierno porque el tema se abordó en las reuniones. Entendimos que el cronograma tenía todo previsto», ha lamentado la conselleira.

Ethel Vázquez ha reconocido que el cálculo del tráfico inducido es el «principal problema» para el consenso entre Gobierno y empresa concesionaria. Audasa «no está conforme» con el porcentaje de tráfico que se le quiere restar del total de usuarios de la autopista, una deducción que la Administración considera oportuna ya que la empresa se estaría beneficiando de un posible aumento en el tráfico debido a las bonificaciones propuestas –como el viaje de vuelta gratis y la reducción del 20% para los usuarios que realicen más de 20 viajes al mes, entre otras–.

«Las administraciones debemos realizar previsiones teniendo en cuenta todas las circunstancias. Los trámites deberían haber empezado antes», ha declaro la conselleira respecto al proceso legal que debe iniciarse tras la negativa de Audasa. La propuesta debe ser examinada ahora por el Consejo de Estado y por el Consejo de Obras Públicas –órgano de carácter técnico y consultivo del Ministerio de Transportes–.

Además, el proyecto debe ser revisado por el Ministerio de Hacienda y, tras todos estos pasos, debe aprobarse en real decreto en el Consejo de Ministros y publicarse posteriormente en el BOE para su entrada en vigor. «Se está incumpliendo la palabra dada», ha destacado Vázquez.

PROBLEMAS DE COMPETITIVIDAD

La responsable de Infraestruturas ha criticado que, en la reunión que el presidente de la Xunta de Galicia mantuvo con el Ministro de Transportes, José Luis Ábalos, este se comprometió «con todos los gallegos» a que las bonificaciones «no se demorarían más allá de julio y a que el sector de mercancías sería tenido en cuenta». «Compartimos la incertidumbre con el sector sobre esas bonificaciones porque estamos viendo incrementos en los peajes antes de ver las bonificaciones aplicadas, lo que es incongruente», ha indicado la conselleira.

La conselleira ha tachado de «trascendental» la extensión de la aplicación de las bonificaciones en la AP-9, «vía principal de comunicación de la Galicia atlántica», al sector de logística y transporte de mercancías de Galicia, «que aglutina a más de 5.000 empresas gallegas».

«Esta situación afecta a la competitividad del sector, y más cuando vemos que en otros puntos de España hay peajes que se eliminan o se rebajan», ha criticado Vázquez, que ha recordado que en octubre de 2020 el Gobierno central aprobó, dentro de los Presupuestos Generales del Estado, bonificaciones por valor de 50 millones de euros, «y desde el 1 de enero los precios de las autopistas solo suben».

«Galicia tiene una situación periférica y, por lo tanto, el sector necesita un mayor esfuerzo para colocar sus productos en el resto del país y en Europa. Necesitamos medidas concretas para paliar esa falta de competitividad», ha destacado la responsable de Infraestruturas, que ha comentado además los posibles problemas de seguridad vial que un trasvase de vehículos pesados a carreteras convencionales podría provocar.

«Demandamos que esas bonificaciones se implanten cuánto antes, que esos 50 millones de euros sean útiles para los gallegos», ha reclamado Ethel Vázquez, que ha recordado que la Xunta le trasladó al Ministerio una propuesta para «no incrementar el negocio de Audasa» y en la que se preveía una bonificación del 60% para las mercancías.

ESTACIÓN DE AVE DE SANTIAGO

Ethel Vázquez ha comentado también que la licitación de la Estación de Alta Velocidad de Santiago de Compostela es «una buena noticia», aunque ha lamentado que su puesta en marcha vaya a llegar «más tarde» que la propia alta velocidad a la Comunidad.

«La apuesta por la intermodalidad en Galicia es un hecho», ha señalado la conselleira, que ha comentado además que al Gobierno autonómico le «gustaría» ver «más avances» en la estación intermodal de A Coruña, «uno de los primeros proyectos en 2015, y ahora de los últimos».

Respecto al informe publicado por AENA, en el que estima una bajada del 50% en el tráfico aéreo gallego debido a la llegada del AVE a la Comunidad, Vázquez ha confirmado el trasvase de pasajeros y ha insistido en la necesidad de «adaptar» el sistema aeroportuario gallego, «muy dependiente de Madrid», para su convivencia con las comunicaciones ferroviarias.