El Gobierno gallego ha aprobado este jueves el Plan 2021-2023 de puesto digital avanzado de personal de empleo público, que afectará a unas 22.000 personas que trabajan para la Administración e implicará la movilización de más de 20 millones de euros.

El objetivo de este pan es facilitar el trabajo en movilidad y la modalidad no presencial, para lo que se actualizarán los medios tecnológicos.

Los nuevos sistemas extenderán el uso de las videoconferencias y comunicaciones unificadas y proporcionarán herramientas avanzadas de colaboración en la nube.

El Consello también ha dado luz verde al acuerdo marco para la virtualización de puestos de trabajo por un valor estimado de 8,66 millones de euros.