El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha adjudicado el contrato de obras de un nuevo enlace de la AC-12 en Oleiros (A Coruña) que incluirá la construcción de una glorieta elevada y la ordenación de accesos y cruces peatonales.

Según ha detallado el Ministerio en un comunicado, la actuación se llevará a cabo en el punto kilométrico 5,2 de la AC-12 y comprenderá la sustitución de la intersección del Solymar. La longitud de la obra comprende 0,6 kilómetros y el importe de adjudicación del contrato asciende a 9,8 millones de euros.

Este tramo de la AC-12 representa uno de los principales accesos a la ciudad de A Coruña y presenta una intensidad de tráfico elevada (unos 50.000 vehículos diarios), además de contar con una gran demanda de cruces peatonales.

La actuación proyectada busca mejorar la funcionalidad de la AC-12 y el nivel de servicio de los tráficos de acceso a la ciudad y su área metropolitana.

Además, permitirá la mejora de la permeabilidad peatonal en el entorno de la carretera, que contará en el nivel superior del enlace con un semáforo. Así, se reducirá el impacto del tráfico sobre el medio urbano.

El nuevo enlace incluirá una glorieta superior que aglutinará el tráfico con la avenida das Marilas y la rúa Areal, mientras el tronco de la AC-12 discurrirá soterrado entre muros pantalla de pilotes.

El tramo soterrado de la AC-12 contará con dos carriles por cada sentido de circulación que estarán separados por un sistema de contención de vehículos. Asimismo, los ramales del enlace se situarán en los márgenes de la nueva rasante de la AC-12 y permitirán el acceso a propiedades colindantes. También se repondrán los servicios urbanos afectados y se acometerán actuaciones para integrar el enlace en el paisaje.