El Grupo Socialista en el Parlamento de Galicia ha demandado a la Xunta que abra un expediente de reclamación contra la entidad financiera Abanca por el cobro de «comisiones abusivas».

Los socialistas han registrado una serie de iniciativas parlamentarias en las que solicitan al Gobierno gallego que ejerza sus competencias y emplee el Instituto Galego de Consumo para instar al banco a retirar las comisiones, justificadas por la entidad como importes por gestión y mantenimiento de cuentas que ascienderon a 50 euros semestrales desde junio de 2020.

En un comunicado, el diputado Juan Carlos Francisco ha puesto el acento en que Consumo debe velar «de oficio» por que las entidades bancarias eliminen de sus contratos las «cláusulas abusivas» que, en este caso, «se suman a la imposición» de una «fila» de condiciones decretadas «de forma uliteral en los contratos de préstamo hipotecario».

Así las cosas, ha demandado que la Xunta ejerza sus competencias para controlar este tipo de prácticas, que son «impuestas de forma unilateral», «sin fiscalización por parte del Banco de España» y «ajenas a cualquier proceso de negociación con los clientes».