Galicia cuenta, a día de hoy, con más del doble de dispositivos de localización de maltratadores activos de los que tenía hace tres años. En concreto, la cifra se ha incrementado un 140% entre los que se registraban en 2019 y los que están en funcionamiento este año, mientras que los casos de violencia de género en seguimiento por parte de la Policía son un 20% más.

Así lo recogen los datos recopilados por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad, que constatan que, aunque el número de denuncias por esta lacra experimentó un descenso durante la pandemia, las medidas de protección, seguimiento y localización han experimentado un importante incremento que, además, ha sido continuado.

En concreto, en cuanto a las denuncias por violencia de género en Galicia, en 2021 –último año completo– se registraron 6.259, un 2,7% más que en 2020, un ejercicio en el que, a causa de la pandemia de covid, se experimentó una importante disminución de las denuncias. Los datos de 2021, además, suponen un 17,67% más de querellas que hace una década, según las cifras del Consejo del Poder Judicial.

Las mujeres gallegas víctimas de violencia de género también piden más ayuda a través de teléfonos como el 016. En concreto, según los datos oficiales, este número pasó de 2.556 llamadas en 2012 a más de 3.400 en lo que llevamos de año.

SEGUIMIENTO

En cuanto a los distintos servicios de seguimiento y localización de casos de violencia de género, las estadísticas que maneja el Ministerio de Igualdad apuntan a un incremento sostenido, pero especialmente relevante en los últimos años.

De ellos, el más importante ha sido el de los dispositivos de localización para maltratadores, que se incrementaron un 140% en tres años, pasando de 57 en 2019 a los 137 que hay actualmente activos en Galicia. Asimismo, esta cifra supone ocho veces más que los dispositivos que estaban en funcionamiento hace una década, solo 17.

Aunque el incremento ha sido sostenido en el tiempo, el aumento ha sido especialmente importante desde 2020, cuando estos dispositivos pasaron a ser 103, mientras que en 2021 fueron 124.

Del mismo modo, Galicia cuenta en la actualidad con 4.305 casos de violencia de género en seguimiento, casi un 20% más que hace tres años y 160 más que al cierre del año pasado. De estos, la mayor parte presentan, según su análisis, riesgo bajo o no apreciado, mientras que 674 tienen riesgo medio y 44 son considerados casos de alto riesgo.

También se han incrementado en Galicia las víctimas de violencia de género que cuentan con el servicio de seguimiento telefónico Atempro, con 712 usuarias activas, frente a las 683 del año pasado o las 452 de hace una década.

En cuanto a las órdenes de protección derivadas de las denuncias, en 2021 se incoaron 1.784, de las que se adoptaron 1.176, lo que implica casi el 66% de las solicitadas. La cifra absoluta, sin embargo, es inferior a la de 2020, cuando se incoaron más de 2.000 medidas de protección y se adoptaron 1.291 –el 64%–.

UNA JUSTICIA «CONFIABLE»

Tras décadas de lucha institucional y social contra la violencia de género, las administraciones apuntan a la denuncia como la piedra angular pendiente para atajar esta lacra, un llamamiento que, año tras año, se produce para que las víctimas y sus entornos soliciten la intervención de las autoridades.

No obstante, desde distintos ámbitos se hace hincapié en la necesidad de difundir los recursos y ayudas con los que cuentan estas víctimas –tanto de apoyo social como económico–, así como el relevante papel que los cuerpos policiales y juzgados ejercen en esta materia.

En este sentido, la titular del juzgado de instrucción número 1 de Santiago, Ana López-Suevos, se ha mostrado «preocupada» por el «desprestigio» que puede generar en este ámbito las declaraciones sobre la existencia de una «justicia machista», como apeló la ministra de Igualdad, Irene Montero, ya que las víctimas «no van a confiar» en ella. Así, ha pedido manifestaciones públicas «más responsables».

López-Suevos ha admitido que uno de los escollos con los que se encuentran los juzgados en Galicia son los retrasos en las periciales sobre los daños síquicos, que dependen del Imelga –un organismo que ya ha reclamado un aumento en su personal–. Esto, ha advertido, «comporta una victimización» adicional de las víctimas, que tienen que esperar a tres años para que el proceso judicial avance.

En una entrevista con Europa Press, López-Suevos se ha mostrado «muy preocupada» también por el efecto que pueda tener la conocida como ‘ley del solo sí es sí’ y la cascada de rebajas judiciales en las denuncias, un dato que ya es «ínfimo» con respecto al número de agresiones sexuales.

25 DE NOVIEMBRE

Con motivo de la celebración del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia sobre la Mujer, instituciones, organismos, empresas y ayuntamientos, entre otras entidades, volverán a teñirse de morado para mostrar su oposición a esta lacra.

Campañas informativas, charlas, exposiciones, actividades deportivas o iniciativas comerciales, como cada año, sacarán a relucir la importancia de la concienciación social contra la violencia de género. Además, se pondrá, una vez más, un foco especial en el ámbito educativo, en la formación en valores de igualdad para los más pequeños y en identificación y lucha de conductas machistas entre los adolescentes.

En cuanto a los actos institucionales previstos por la Xunta, el Gobierno autonómico ha invitado a la ciudadanía a sumarse a la tradicional caminata ‘Camiño ao Respecto’, que se celebrará este domingo, 20 de noviembre, y de manera virtual hasta el próximo día 27.

La Consellería de Promoción do Emprego e Igualdade pretende con la iniciativa seguir sumando apoyos entre la ciudadanía y fomentar su participación activa en el rechazo público y formal contra la violencia de género y sensibilizar, al mismo tiempo, sobre la importancia de valores como el respeto y la igualdad entre mujeres y hombres.

Con motivo del 25N, además, la conselleira de Igualdade, María Jesús Lorenzana, se sumará al minuto silencio convocado por acuerdo del Pleno del Observatorio Galego de la violencia de género, que se podrá hacer en cualquier punto de la geografía gallega.

El propio 25N también se entregarán, en un acto que estará presidido por la conselleira, los premios de creación gráfica y audiovisual del concurso convocado en el que las propuestas individuales y colectivas de este año destacaron por su originalidad y reflexión.