Un total de 36 espectáculos y más de 300 profesionales concurren a los XXVII Premios de Teatro María Casares, galardones organizados de forma anual por la Asociación de Actores y Actrices de Galicia (AAAG) con la colaboración de instituciones y entidades como son la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de A Coruña o la Diputación coruñesa, entre otras.

El proceso de inscripción, realizado íntegramente a través de la web de la AAAG, finalizó el pasado 9 de enero «registrando una gran participación», señala la organización. En esta edición, 36 montajes se postulan en las dieciséis categorías en las que se dividen los premios desde este 2023, año en que se crearon dos nuevos apartados (dirección de movimiento y espectáculo de títeres).

Los María Casares concederán así los siguientes 16 premios: maquillaje, vestuario, iluminación, espacio escénico, espacio sonoro, texto original, adaptación-traducción, actor secundario, actriz secundaria, actor protagonista, actriz protagonista, dirección de movimiento, dirección, espectáculo, espectáculo infantil y espectáculo de títeres, objetos y figuras animadas.

Tras la fase de inscripción, la AAAG inicia este miércoles la primera ronda de votaciones, abierta ya a un censo formado por más de 450 profesionales del sector de las artes escénicas.

De esta manera, además del colectivo de miembros de la AAAG, podrán votar responsables de la gestión y de la programación cultural, periodistas, críticos y las personas finalistas en ediciones anteriores. De sus votaciones, saldrán los espectáculos y profesionales finalistas en cada una de las dieciséis categorías, que se darán a conocer a finales de febrero.

Este año, la entrega se celebrará el jueves 30 de marzo en el Teatro Rosalía Castro de A Coruña. De este modo, tras tres ediciones que se vieron afectadas por la situación sanitaria, la gala de los María Casares se vuelve a celebrar en la semana del Día Mundial del Teatro, que se conmemora el 27 de marzo.

Durante la gala, se entregarán además el Premio de Honra Marisa Soto, que se le concede cada año como homenaje a una persona o a una entidad cuya trayectoria contribuyó significativamente al desarrollo del sector, y se leerá el Manifiesto Gallego en el Día Mundial del Teatro.