El vicepresidente segundo de la Xunta en funciones, Francisco Conde, ha instado este miércoles al Gobierno central, a la Diputación de Lugo y al Ayuntamiento a «trabajar conjuntamente» y a emprender una «agilización administrativa» de los trámites necesarios para que la compañía portuguesa Altri tome este mismo año la «decisión final» de instalar su planta de fibras textiles en el municipio de Palas de Rei, como ya había anunciado.

Así lo ha manifestado el también conselleiro de Economía, Empresa e Innovación en funciones, Francisco Conde, al inicio de una reunión con el sector forestal en la Cidade da Cultura de Santiago para presentarles este proyecto. También han asistido el consejero delegado de Altri, José Soares de Pina, el conselleiro de Medio Rural en funciones, José González, y la directora general de la Sociedade Impulsa Galicia, Enyd López.

En su intervención ante los medios, Conde ha destacado que este proyecto «tractor», y uno de los prioritarios expuestos ante el Gobierno central para captar fondos europeos Next Generation, va a constituir un «revulsivo para toda la industria forestal en Galicia».

Según sus palabras, la planta de Altri en Palas –que previsiblemente empezará a operar en 2024 o 2025– generará «nuevas oportunidades no solo de generación de empleo de calidad», con los 2.500 puestos directos e indirectos que se prevé crear, sino también de «capacidad de digitalizar el conjunto de la industria forestal y promover proyectos innovadores» que atraigan a la Comunidad «nuevas inversiones» relacionadas con el textil.

«Tenemos que agradecerle a Altri la confianza que está teniendo en Galicia, que está trasladando a todo el tejido productivo», ha insistido el vicepresidente segundo en funciones, para seguidamente reclamar al resto de administraciones y al sector que trabaje «conjuntamente» para que la factoría «pueda tener éxito».

«PROYECTO INDUSTRIAL ESTRATÉGICO»

Desde el punto de vista de la Xunta, Francisco Conde ha confirmado que, cuando su departamento reciba la solicitud, lo tramitará como «proyecto industrial estratégico», lo que permite agilizar los plazos. Eso sí, ha añadido, el procedimiento será «garantista desde el punto de vista de toda la evaluación de impactos».

Por su parte, el CEO de Altri ha subrayado la «oportunidad importante» que supone este proyecto «estratégico para Galicia pero también para España», ya que puede «agregar toda la cadena de valor» de los clústeres forestal y textil. Con todo, ha recalcado que la «decisión final de inversiones» se tomará «a final de año».

Asimismo, ante las preguntas de la prensa, Soares de Pina ha confirmado que «gran parte» de la madera empleada en la factoría para obtener la fibra textil será «de eucalipto», porque es «la más adecuada». Sobre la posibilidad de emplear especies autóctonas, la empresa lo estudiará si «pueden aportar valor» al producto final.

POLÉMICA POR NO UBICARSE EN A MARIÑA

El anuncio de que la fábrica se ubicaría en Palas de Rei generó un gran malestar en la comarca lucense de A Mariña, hasta el punto de que varios alcaldes socialistas avanzaron que iniciarían movilizaciones por lo que ven una «traición» después de que se barajase alguno de los ayuntamientos mariñanos como posible localización.

«No hay debate», ha respondido al respecto el vicepresidente económico de la Xunta, porque la «realidad incuestionable y desde el punto de vista técnico es que en A Mariña no hay capacidad de agua para atender a las necesidades de este proyecto».

No en vano, Conde ha recordado que, en base a una iniciativa aprobada por unanimidad en el Parlamento de Galicia, el Gobierno gallego sí trasladó a Altri su «interés» en «identificar de forma preferente la provincia de Lugo» y, aunque también apuntó A Mariña como zona «preferente», la compañía lo desechó por una «decisión técnica».

Así, ante la polémica generada, el ‘número dos’ de la Xunta ha llamado a «todas las administraciones y el tejido productivo» a sumar para que el proyecto «tenga éxito», lo que «también incluye a los ayuntamientos de A Mariña» para que aprovechen las oportunidades por el «empleo directo» e «indirecto» que puede generar.

PENDIENTE UNA REUNIÓN CON NADIA CALVIÑO

En otro orden de cosas, Conde ha confirmado que el Gobierno gallego está pendiente de «cerrar una reunión» con la vicepresidenta primera del Ejecutivo central, Nadia Calviño, para trasladarle información actualizada sobre la planta de Altri e identificar en qué línea de financiación puede «tener cabida» para captar fondos Next Generation.

«Tenemos que hacer el trabajo de detalle para identificar esos instrumentos», ha reconocido el vicepresidente económico de la Xunta, quien también ha recordado que precisamente la planta de fibras textiles fue marcado por el todavía presidente en funciones, Alberto Núñez Feijóo, como una de las «prioridades» de la candidatura gallega a los fondos europeos.

Cabe recordar que este proyecto se identificó en el seno de una comisión de expertos que la Xunta constituyó para acelerar la recuperación poscovid. De este órgano salió la propuesta de crear la sociedad público-privada Impulsa Galicia –con capital de la Administración autonómica (40%), Abanca (38%), Reganosa (12%) y Sogama (10)– como apoyo para la captación de inversores y el desarrollo de iniciativas como la de Altri.