La Xunta reforzará las labores de prevención y defensa contra los incendios forestales con 984 trabajadores fijos discontinuos de seis meses que se incorporarán a partir de este lunes.

El personal se integrará en el operativo del Servizo de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais en el marco del plan de prevención elaborado para reforzar los trabajos antes de la llegada del verano, según ha detallado la Consellería de Medio Rural.

Así, ha precisado que la incorporación del personal con contratos de seis meses «se hace efectiva de acuerdo con las necesidades de programación y planificación y en función de las circunstancias climatológicas presentes y previstas». De este modo, los trabajadores permanecerán en activo hasta el próximo 9 de noviembre.

Medio Rural ha explicado también que el objetivo de esta contratación es «reforzar» los medios, tanto humanos como materiales, «para el correcto funcionamiento del servicio de lucha contra los incendios forestales».

Los trabajadores incorporados forman parte del colectivo de bomberos forestales, en las categorías de jefe de brigada, bombero forestal, bombero forestal conductor, oficial de defensa contra incendios y conductor de motobomba, además de emisoristas y vigilantes fijos y bomberos forestales de brigadas helitransportadas.

Con esta incorporación de personal fijo discontinuo, la Consellería de Medio Rural pretende dar «un importante impulso para la ejecución, antes del periodo de comienzo de alto riesgo, de los trabajos recogidos en el Plan preventivo aprobado por la Xunta».

Este plan conllevará una inversión de «casi 30 millones de euros», que permitirán actuar en más de 58.000 hectáreas de territorio y en unos 5.000 kilómetros de pistas y vías de comunicación.