El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, ha asegurado que el departamento autonómico evaluará los avisos trasladados por la Inspección de Trabajo en materia de protección de la salud de los trabajadores de los colegios frente a la pandemia, aunque ha defendido el marco implantado por la Xunta y desarrollado en cada centro mediante los planes de contingencia.

En un escrito con fecha del 2 de noviembre –al que ha tenido acceso Europa Press–, tras denuncias formuladas por la CIG, Inspección de Trabajo formula varios avisos a la Consellería de Educación relativos a cuestiones como: falta de actualización de medidas a protocolos por el covid, ausencia de identificación de tareas de mayor riesgo, insuficiente adaptación de personal vulnerable a los puestos de trabajo que procedan, así como «incongruencias» sobre los EPI (equipos de protección individual) a emplear con personas con síntomas compatibles de covid.

«Cada centro elabora su plan de contingencia y ahí están todos esos aspectos», ha defendido Román Rodríguez a preguntas de los medios.

Estos planes, ha añadido, desarrollan el marco general diseñado por la Consellería, que también «remitió fondos» a las escuelas para que puedan comprar los EPIS y equipos necesarios para afrontar la pandemia.

Inspección de Trabajo instó a la Xunta a subsanar las «irregularidades constatadas» y citó a la Consellería de Educación el próximo 16 de diciembre para que justifique las correcciones realizadas.