La escuela infantil Xirandola, en Santiago de Compostela, ha tenido que echar el cierre tras detectar un caso de coronavirus en sus instalaciones, por lo que se convierte en el tercer centro educativo de Galicia en hacerlo por la pandemia. Antes de este, fueron el Colegio Calasancio de Pontevedra a principios de curso y la guardería Golfiños de Lugo, que reabrió sus puertas esta misma semana.

Sin embargo, según figura en el balance elaborado este sábado por la Xunta con los datos de la covid-19 en los colegios, con cifras actualizadas a las 18,00 horas del viernes, la comunidad educativa gallega continúa a la baja en los casos activos de la enfermedad, al bajar en siete en un día y colocarse en el total de 1.187.

A pesar de esta ligera mejora, las clases cerradas por casos de coronavirus han aumentado en cinco, hasta situarse en las 51 en toda Galicia.

El centro más afectado por la pandemia continúa siendo el CEIP Fogar de Carballo (A Coruña), que notifica 32 casos activos de coronavirus y ocho aulas cerradas, sin variaciones con respecto a este viernes.

VIGO, LA MÁS AFECTADA

Si se observan los datos por áreas sanitarias, la de Vigo continúa como la de mayor incidencia de la pandemia, con 341 positivos asociados a la comunidad educativa –aunque han bajado en tres con respecto al viernes– y nueve aulas cerradas.

De esta zona, el centro más afectado es el CPR Plurilingüe El Castro de Vigo, con un total de 13 casos activos de covid-19. Tras este, está el CIFP Manuel Antonio, con 10 positivos; el CEIP Balaídos, con ocho; y el CPR Plurilingüe Apóstol Santiago, con otros ocho.

El área sanitaria coruñesa es la segunda en el total de casos vinculados a colegios, institutos y guarderías, con 265 infectados –ha subido en tres– y 19 unidades en cuarentena –una más–.

Aparte del CEIP Fogar de Carballo, destacan las cifras que presentan centros como el CPR Compañía de María de la ciudad herculina, con 10 positivos; el CPI Alcalde Xosé Pichel de Coristanco, con ocho; y la guardería pública A Barcala de Cambre, con siete.

LUGO, PONTEVEDRA Y SANTIAGO

En cuanto a la provincia de Lugo, han bajado en cinco los casos activos de covid-19 de sus centros educativos, que en el balance de este sábado notifican un total de 163. Sin embargo, las clases cerradas por la pandemia se estabilizan en nueve.

Entre los colegios lucenses, el más afectado es el IES Santiago Basanta Silva de Vilalba, que registra siete personas con coronavirus, seguido del IES Ánxel Fole y el CEIP A Ponte, ambos en Lugo, con seis positivos cada uno.

Tras Lugo está el área sanitaria de Pontevedra, que sigue en aumento al notificar 156 casos este sábado (+4), pero las mismas cuatro unidades cerradas. De esta zona, cabe destacar el CPR Santiago Apóstol de Soutomaior y el IES Frei Martín Sarmiento de la capital provincial, con seis contagiados.

En el área sanitaria de Santiago, los casos activos en la comunidad educativa han subido a 118, dos más, mientras que las clases en cuarentena se han duplicado en 24 horas, hasta contabilizar ocho.

El caso más grave es el de la guardería Xirandola, que ha tenido que echar el cierre tras un positivo. En cuanto al resto de centros, los que más casos reportan son la escuela infantil A Magdalena de Ames y el IES Manuel García Barros de A Estrada, con cinco.

OURENSE Y FERROL

El área sanitaria de Ourense continúa como la segunda menos afectada, al reportar este sábado 84 infectados por covid-19 en sus centros educativos –un descenso de ocho con respecto a un día atrás– y solo una clase cerrada por la pandemia. En esta zona, destacan los seis casos activos del CEIP Carlos Casares de Xinzo y los cinco del CEIP Plurilingüe Ribadavia.

Finalmente, el área de influencia de Ferrol continúa con 60 contagiados de coronavirus en los colegios y una clase en cuarentena, con el CEIP Manuel Fraga Iribarne de Cariño como el de peor panorama, con seis positivos.