Agentes de la Policía adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana, en el turno de noche, han imputado a la joven, de 24 años y vecina de Lugo, conductora de un vehículo el conducir bajo los efectos del alcohol, conducción temeraria y su implicación en un accidente.

Según ha informado la Policía Nacional, los hechos se produjeron en la madrugada de este viernes en la zona de la Piringalla, donde agentes observaron como este vehiculo circulaba «dando bandazos y pasando los semáforos en fase roja». Por ello, procedieron a perseguirlo, interceptarlo y comprobar el estado de la conductora.

«Como quiera que presenta ciertos indicios de haber consumido bebidas alcohólicas, se procede a dar a aviso a dotación de Policía Local en aras a la realización de las correspondientes pruebas de consumo, de las cuales posteriormente arroja un resultado de 0,53», han relatado las mismas fuentes policiales.

Los agentes también observaron que en la parte delantera de su vehículo tenía un fuerte golpe, que, posteriormente, se relaciona con un Renault estacionado en la Ronda del Carmen, que presenta un fuerte golpe reciente, ya que emanaba líquidos del motor y junto al mismo una placa de matricula del turismo de la conductora interceptada. Por ello, la Policía Local procede a tramitar atestado.

La Policía Nacional ha concretado que la conductora circulaba temerariamente y sin el frontal del vehículo, que había quedado en la Ronda del Carmen.