La Guardia Civil ha detenido a dos personas, un vecino de A Laracha y otro vecino de Arteixo, acusados de hurtar dos vehículos en Lugo y Guitiriz.

Los hechos ocurrieron entre los días 4 y 5 de octubre, cuando los ahora detenidos supuestamente sustrajeron una furgoneta en la ciudad de Lugo, la cual abandonaron en Guitiriz cuando se les acabó el combustible. En este segundo municipio, hurtaron un segundo vehículo.

Tras recibir las denucias, los agentes investigaron los hechos y concluyeron con la identificación de dos personas como presuntos responsables de estos hurtos. Durante el registro de sus viviendas, localizaron en una de ellas varios objetos sustraidos en la furgoneta hurtada, por lo que fueron detenidos.

En la misma linea, un vecino de Melide está investigado como presunto autor de un delito de hurto. Los hechos sucedieron en un garaje anexo a una vivienda situada en Friol, de donde se sustrajo una caja de herramientas y dos taladros, valorados en 410 euros.

ROBOS EN ARZÚA Y SANXENXO

Por otra parte, la Guardia Civil de Arzúa ha informado de la detención de tres vecinos como presuntos autores de dos delitos de robo, en relación a unos hechos ocurridos el pasado 15 de octubre en las parroquias de San Esteban do Campo, en Arzúa, y Brates, en Boimorto.

Asimismo, los agentes detuvieron a un vecino de Vilalonga, en Sanxenxo, en relación a un robo ocurrido en un municipio de esta localidad.

El robo se remonta al mes de abril, cuando el presunto ladrón forzó una de las ventanas de la vivienda y, una vez dentro, se apropió de «gran cantidad de herramientas». El detenido es un joven de 23 años con antencedentes policiales y vecino de Meaño.

Finalmente, la Guardia Civil ha informado de que se investiga también a tres personas como autoras de un delito de hurto ocurrido en Valdoviño, de donde sustrajeron una bicicleta valorada en 1.000 euros. La bicicleta fue localizada posteriormente a la venta en una página de Internet.