Agentes de la jefatura provincial de la Policía Autonómica han esclarecido la autoría de un vertido de residuos peligrosos localizado el pasado enero en un monte de la parroquia de Bocamaos, en el Ayuntamiento de Lugo.

El presunto autor, informa la Xunta, ya había sido denunciado con anterioridad por tener un taller dedicado a la compraventa ilegal de vehículos.

En la escombrera se encontraron piezas y documentación de vehículos, así como restos de envases, como latas de aceite y botes de pintura y disolventes. La documentación localizada permitió a los agentes averiguar que se trataba de vehículos exportados de Rumanía y vendidos en España.

Las investigaciones de la Policía Autonómica permitieron, primero, localizar a propietarios de los vehículos y, posteriormente, a las personas que se los vendieron.