La Policía Nacional de Pontevedra ha detenido a un joven como presunto autor de un delito de hurto y otro de estafa continuada, tras llevar a cabo de forma fraudulenta múltiples cargos y retiradas de efectivo no autorizadas, por un importe que podría ascender a los 6.000 euros, a través de la banca online.

Según ha señalado la Comisaría Provincial de Pontevedra en un comunicado, la denunciante afirmaba que, desde el pasado mes de octubre, había sufrido gastos excesivos en su cuenta bancaria, sin que ella hubiese realizado tales cargos o retiradas en efectivo de dinero.

Así, los agentes del grupo de delitos tecnológicos, junto con los agentes del grupo 2 de la Brigada de Policía Judicial, localizaron al presunto autor de los hechos. Este fue detenido el día 11 de enero y resultó ser alguien cercano a la víctima, que tenía acceso a su teléfono móvil, abusando de su confianza.

De este modo, el joven había accedido también a la tarjeta que la víctima poseía de un centro comercial con la que habría comprado varios aparatos electrónicos que, posteriormente, vendió en establecimientos de compraventa. Además, llegó a contratar un producto financiero por valor de 1.000 euros.