Agentes de la Guardia Civil han detenido a un vecino de Miño e investigado a otro de Culleredo, que tienen relación personal y profesional entre ellos, como presuntos autores de estafas a compañías aseguradoras.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, el vecino de Miño es propietario de un taller mecánico de coches situado en Culleredo y, además, es jefe del otro investigado en un negocio de hostelería en A Coruña.

Estas personas declararon a sus respectivas compañías aseguradoras un accidente por alcance con sus vehículos en la localidad de Miño, sin avisar a ningún cuerpo policial y asistiendo a centros médicos para su exploración.

Uno de los implicados solicitó la baja médica, situación en la que permaneció durante un año, al tiempo que seguía trabajando. Entre los dos llegaron a estafar más de 15.000 euros a las compañías aseguradoras.

Por estos hechos, la Guardia Civil detuvo al vecino de Miño e investiga también al de Culleredo, y ha agradecido la «excelente colaboración» prestada por las aseguradoras. El detenido junto con las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del juzgado de instrucción de guardia de A Coruña.