Una mujer de 33 años domiciliada en O Porriño (Pontevedra), M.G.A.C., y a la que le constaba una requisitoria judicial ha sido detenida tras robar dos tarjetas bancarias en un establecimiento hostelero situado en Vigo.

Fuentes policiales han detallado que los hechos tuvieron lugar en la calle Xílgaro sobre las 1,30 horas de la madrugada de este viernes, cuando una patrulla observó cómo una mujer intentaba cambiar su trayectoria y ocultar algo entre su ropa al advertir su presencia.

De este modo, los agentes la interceptaron y la identificaron, tras lo que la invitaron a sacar el objeto que había ocultado. Así, descubrieron que se trataba de una botella de vino, que la mujer aseguró que le habían regalado.

Además, los policías comprobaron sus datos y descubrieron que le constaba una orden de búsqueda, localización y detención judicial, por lo que le indicaron que la trasladarían para cumplir la misma. En ese momento, extrajo disimuladamente de la manga de su chaqueta un objeto que arrojó en los bajos de un vehículo y que los agentes recuperaron.

Así, los funcionarios observaron que se trataba de dos tarjetas bancarias cuya titularidad correspondía a otra persona y, mientras trataban de localizar al propietario, otra patrulla alertó de que una hora antes se había producido un hurto en un establecimiento en la calle Urzáiz.

Por ello, otra unidad se desplazó al local y se entrevistó con uno de los empleados, que explicó que una mujer cuya descripción encajaba con la de la detenida había tratado de abonar su consumición con una tarjeta. Al no poder hacerlo, indicó que no recordaba el código, por lo que, con el pretexto de preguntar a su pareja, abandonó el local y no volvió a personarse.

Posteriormente, la cocinera del local informó de que le habían robado la cartera, que acababa de dejar en una zona del almacén próxima a la mesa en la que se había sentado la mujer. Así, los agentes identificaron a la cocinera y comprobaron que era la titular de las tarjetas recuperadas. Finalmente, elaboraron el correspondiente informe policial para su traslado al órgano judicial competente.