El Ayuntamiento de Lugo ha abierto una investigación para «esclarecer» las causas del vertido de basura de un botellón que un camión descargó en un solar de la zona de Abella que, según apuntaron algunos vecinos.

Según ha informado el teniente de alcaldesa y concejal de Medio Ambiente, Miguel Fernández, «desde el mismo momento en que tuvieron conocimiento de la situación», ordenaron a la empresa adjudicataria, Urbaser, la retirada de los restos, así como la limpieza de la zona afectada; «petición que fue atendida de inmediato».

«Entendemos que hechos como estos, que atentan contra la salubridad urbana y preocupan y causan molestias a los vecinos, deben ser atajados de inmediato y sancionados», ha explicado.

Es por este motivo que Lugo ha pedido también a Urbaser que «pida responsabilidades a quien corresponda» y adopte «las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir».

El área de Medio Ambiente ha remarcado además que la zona «está ahora en perfectas condiciones» y ha pedido disculpas a los vecinos por las molestias.