Un hombre de 36 años, E.G.H., ha sido identificado y sancionado tras ser sorprendido después de recoger 735 gramos de almejas de forma furtiva en una playa del barrio de Bouzas, situada en Vigo.

Fuentes policiales han detallado que los hechos tuvieron lugar en la mañana de este miércoles, cuando agentes de la Unidad Ejecutiva llevaron a cabo labores de apoyo al guarda rural de la Cofradía de Pescadores de la ciudad para prevenir el furtivismo.

Para ello, se estableció un operativo conjunto en el marco del que se revisaron los arenales situados entre la playa de Bouzas y la de Portiño. De este modo, sobre las 12,00 horas, se observó que una persona recogía almejas en el arenal de Bouzas.

Los agentes identificaron a este hombre y le intervinieron una bolsa con 0,735 kilos de almejas, así como un rastrillo para su extracción, para lo que carecía de autorización. Asimismo, el guarda rural devolvió los moluscos al mar, retiró el rastrillo e inició los trámites administrativos para la sanción.