La Guardia Civil ha desmantelado una plantación de marihuana localizada en un invernadero de Vilanova de Arousa (Pontevedra), cuyo responsable, un vecino de esta localidad de 31 años de edad, está investigado penalmente como presunto autor de un delito contra la salud pública y otro de defraudación del fluido eléctrico.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, la investigación se inició hace un mes, al tener conocimiento los agentes de un posible enganche ilegal en el suministro eléctrico de la red pública. Las pesquisas condujeron a un invernadero en Vilanova de Arousa, situado en un finca privada.

En esta instalación, la Guardia Civil se encontró una plantación de marihuana. Así, pudieron arrancar 20 plantas de la variedad Sativa, en pleno período de floración; en un contenedor frigorífico, los agentes localizaron otras 16 plantas, que también fueron intervenidas, además de útiles para el cultivo, como ventiladores, un deshumidificador, extractor y filtro de aire, tres temporizadores y otros 3 transformadores, 7 focos de iluminación de alto consumo, una picadora industrial y abonos minerales.

En esta operación, que se enmarca en el plan de respuesta policial contra el cultivo y tráfico ilegal de marihuana, participaron efectivos de los puestos de la Guardia civil de Vilagarcía y de Arousa y de Caldas de Reis.

El dueño del invernadero, investigado por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ha sido puesto a disposición del juzgado de Vilagarcía, junto con las plantas y el resto de material intervenido.