La Guardia Civil del Puesto Principal de Boiro (A Coruña), en colaboración con la Policía Local de A Pobra do Caramiñal, ha disuelto una concentración de jóvenes en la segunda localidad coruñesa en la que bebían y bailaban en unos jardines. En el marco de esta actuación para velar por el cumplimiento de las medidas para frenar la pandemia de la Covid han sido interpuestas 16 denuncias.

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos sucedieron a las 2,00 horas del pasado 10 de julio, al tener conocimiento los efectivos de ambos cuerpos de seguridad de la presencia de un grupo de unos 45 jóvenes en los jardines Valle Inclán en A Pobra.

Los efectivos actuantes se personaron en el lugar y comprobaron que los jóvenes bailaban, consumían bebidas y fumaban en alguno de los casos, subraya la Benemérita, «todo ello sin guardar la distancia de seguridad personal ni hacer uso de la mascarilla y superando con creces el número máximo de personas permitido para las reuniones en el exterior».

Al percatarse de la presencia policial, la mayoría de los integrantes del grupo abandonó el lugar a la carrera. Los efectivos actuantes interceptaron e identificaron a 16 de estas personas y procedieron a la tramitación de denuncias por supuestas infracciones a la normativa sanitaria vigente.

RAVE EN CORME

Por otra parte, la Guardia Civil del Puesto de Ponteceso (A Coruña) ha discuelto una fiesta ‘rave’ con concentración de jóvenes en la localidad coruñesa de Corme.

Los hechos sucedieron tras tener conocimiento de la convocatoria para celebrar una fiesta «tipo rave», puntualizan las mismas fuentes, en unas naves industriales abandonadas de la localidad de Corme.

La Guardia Civil se desplazó hasta esa ubicación y comprobó que en la misma se concentraba «un elevado número de personas», las cuales, al percatarse de la presencia de los guardias civiles, «abandonaron el lugar precipitadamente», destaca el Instituto Armado.

Los guardias civiles actuantes permanecieron en la zona con el fin de evitar una nueva concentración y se retiraron del lugar «una vez constatada la desconvocatoria de la rave».