Uno de los tres detenidos en relación a una pelea entre miembros de dos familias delante de un colegio de la ciudad de Lugo, que se saldó con cuatro heridos, ha sido enviado a prisión provisional sin fianza tras pasar a disposición judicial, mientras que los otros han quedado en libertad.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, han pasado a disposición judicial en la tarde de este lunes en el Juzgado de Instrucción número 1, en funciones de guardia, dos de los arrestados, mientras que el resto quedó en libertad en dependencias policiales.

El juez ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de uno de los detenidos, mientras que el otro que pasó a disposición judicial ha quedado en libertad. Ambos están investigados por un delito de lesiones, han concretado las mismas fuentes judiciales.

HECHOS

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del pasado jueves, sobre las 9,00 horas, cuando se produjo una pelea entre varias personas en el entorno del centro de educación infantil y primaria As Gándaras, informaron fuentes policiales.

Supuestamente, previamente el miércoles se había producido algún problema entre dos jóvenes de diferentes familias de etnia gitana, tras lo que varios miembros de sus familias se enzarzaron este pasado jueves en una pelea «para dirimir esas diferencias», han relatado las mismas fuentes.

En el colegio se dio aviso a la Policía Nacional sobre estos hechos, por lo que hasta el lugar se desplazó una patrulla, si bien cuando llegó ya solo se encontraban en el lugar los miembros de una de las familias, mientras que la otra ya se había marchado.

Cuatro de las personas que participaron en la reyerta acudieron al Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo para recibir atención médica. Hasta el lugar también se desplazaron numerosos miembros de las familias implicadas.

Por este motivo, varias dotaciones policiales se trasladaron al centro hospitalario. Una vez allí, los agentes tuvieron que «calmar los ánimos», han matizado las mismas fuentes, entre las personas que se congregaron en el lugar, si bien no se produjo ningún altercado.

A partir de los hechos ocurridos, la Policía Nacional inició una investigación para esclarecer lo sucedido, en el marco de la que han sido arrestadas tres personas tras tomar declaración a numerosos testigos.