El riesgo estructural debido a unas obras a cargo de la empresa Desarrolla en la calle Rey Abdullah ha obligado a proceder al desalojo de los residentes de dos edificios de la avenida de Finisterre, según han informado desde el consistorio.

Los bomberos y la Policía Local dieron el aviso por riesgo estructural de dos edificios, un suceso del que se tuvo conocimiento, según fuentes municipales consultadas por Europa Press, «aproximadamente a las 9,30 horas».

Ante el riesgo estructural, se planteó el desalojo de dos edificios completos en la avenida de Finisterre, con más de 30 familias, medida que, finalmente, se adoptó afectando a un total de 34 pisos.

«La empresa está buscando ahora hoteles y ha empezado las gestiones con los presidentes de las comunidades para desalojar», han explicado desde el consistorio, que han descartado que haya «un riesgo inminente de desplome de los edificios».

«Pero para asegurar mejor se realojan», han apostillado. También qhan precisado que hoy mismo «se empezará a llenar con tierra ese descalzamiento», además de proceder a apuntalar la zona afectada, han precisado otras fuentes.

Desde el consistorio, se estima que tardarán «tres semanas en poder asegurarlo». «Pero la situación de la obra y los realojos está controlada», insisten.