La Guardia Civil ha detenido a dos personas en A Coruña como responsables de un laboratorio clandestino de falso gel hidroalcohólico, sin poder desinfectante, que mezclaban con aguardiente y que vendían, principalmente, a centros de salud y hospitales de toda España.

Fueron los usuarios de estos los que dieron la voz de alarma, con quejas que alertaban del «fuerte olor a aguardiente» del supuesto hidrogel. Los agentes apuntan que éste tenía únicamente un 25% de alcohol, en lugar del 70% que debería contener como mínimo.

Debido a la «necesidad urgente de producto» derivada de la pandemia, apunta la Guardia Civil, los detenidos, que «se ofertaban como químicos con amplia experiencia», pudieron «colocarlo fácilmente, evitando cualquier requerimiento documental y de calidad». Además, según comprobaron los agentes, la empresa «carecía de las autorizaciones oportunas de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para fabricar el producto».

En el registro en la nave avícola donde habían montado el laboratorio –situada en Boiro (A Coruña)–, la Guardia Civil ha encontrado 400 litros del falso gel hidroalcohólico ya envasado. Además, se han incautado de 6.400 litros del producto ya distribuido en hospitales y centros médicos de toda la geografía española.