El Ayuntamiento de A Coruña prohibirá el acceso a las playas en la festividad de San Juan debido a la pandemia por el COVID-19, según ha ratificado la alcaldesa, Inés Rey, en una comparecencia para presentar el plan de reactivación económica y social que promoverá el consistorio para hacer frente a la crisis sanitaria.

A preguntas de los periodistas, la alcaldesa ha insistido en que la ciudad no va celebrar esta festividad –en la que tradicionalmente se concentran miles de personas en los arenales coruñeses para hacer las hogueras– «como otros años».

«No habrá San Juan en las playas, ni concentraciones de gente en los arenales», ha explicado. Al respecto, ha ratificado que se precintarán las playas y se prohibirá la entrada a los arenales tanto para concentraciones de gente como «para el amago de botellón».

«En el centro está la salud», ha dicho la regidora, insistiendo que la pandemia «no terminó» pese a que se estén registrando unas cifras «alentadoras».