InicioSOCIEDADDaniela Ferrández: "Tienen que cambiar los prejucios sobre las personas trans, no...

Daniela Ferrández: «Tienen que cambiar los prejucios sobre las personas trans, no somos enfermas mentales»

Publicada el


El pasado 31 de marzo fue el Día Internacional de la Visibilidad Trans, con el fin de sensibilizar la realidad de estas personas en todo el mundo. El feminismo transversal e interseccional fue quien de integrar las diversas identidades oprimidas. Pese la polémica causada antes del 8-M por el Partido Feminista de Lidia Falcón, que «no lo ve así», este es el caso de las personas transexuales. Galicia Confidencial habló con Daniela Ferrández -activista trans- sobre todos estos prejuicios y desigualdades que vive el colectivo.

Daniela, que es de Baix Segura ( Alicante), habla gallego en su día a día porque «es una cuestión de respecto a donde vivo. El nivel de amenaza que tiene el idioma exigen un compromiso a todas aquellas que lo queremos y que nos imaginamos un futuro en el que sobreviva la lengua», señala.

La que también es doctora en Historia por la USC, destaca que el activismo que desarrolla en la plataforma gallega de trans de Amizando, «ayudó la empoderarme y ver que no estaba sola». En el caso del feminismo gallego destaca que «la unidad vista en las calles este 8 M los muestran que estamos en el camino correcto».

Galicia Confidencial: Presides Amizando y creaste el blog de «Corpos incómodos«. ¿En que consisten cada una de ellas?

Daniela Ferrández: La asociación Amizando lleva desde el 2017 buscando un espacio propio para las personas trans. Inicialmente, buscábamos luchar por la ley de identidad de género en la Galicia. Después, nos enteramos de muchas cosas que nos espacios LGTBIQ no estaban lo suficientemente visibles. La idea es concienciar y visibilizar sobre la realidad que viven las personas trans, así como acompañar a toda esa gente que sentía sola en la cuestión del cambio de género. Además, Amizando es la única asociación exclusivamente trans en Galicia.

Muchas veces la gente que no era trans ejercían paternalismo sobre nosotros, es decir, hablaban sobre qué necesitábamos, como y cuando. Lo de ‘Cuerpos Incómodos’ fue la raíz de los debates sociales que se generaban y de ver cómo nosotros como colectivo no teníamos voz. Teníamos que hablar por nosotros mismas y combatir todos los prejuicios y estereotipos formados alrededor nuestra. Todo comenzó con una serie de artículos de opinión con las compañeras del Salto diario. Pasado el tiempo, nos enteramos de que la necesidad social iba más allá de escribir uno o dos artículos puntuales. Ahora, está orientado en aspecto de blog en el mismo medio con una cierta periodicidad, por lo que les estamos muy agredecidas. Es muy importante visibilizar y sensibilizar nuestra situación nos medios de comunicación.


G. C: En otra entrevista, leí que hay cierta molestia al usar el concepto «transexual» respecto a se alguien se sometió la operación o no. ¿Podrías explicarlo?

D. F: El término » trans» es un término paraguas que engloba a todas aquellas personas que rechazamos el sexo que se nos impuso al nacer. Respetamos que cada quien se defina como quiera, mas preferimos el término trans como lo que más diversidades engloba. Desde el mundo aglosaxón, diferencian entre transexual y transxénero si la gente pasa por una ciruxía o no. En general, estamos en contra de que se en los etiquete por una ciruxía, los parecen un detalle simplemente morboso.


G. C: ¿Cuándo y cómo fue tu decisión de querer vivir como mujer?

D. F: Llegó a los 26 años. Antes de hacerlo tenía miedo, pensé que nadie me iba a querer y que no encontraría trabajo en la vida. Al final luché diciendo «son quien son y me da igual el resto» y, me enteré de que además, tenía una red de apoyo a mi alrededor muy grande.


G. C: Vemos como aumenta el discurso del odio, amedrentado por los partidos de ultraderecha como Vox. ¿Qué perjuicios crees que transmiten a la sociedad?

D. F: Esto da para extenderse mucho, pero pienso que el principal es que la diversidad humana que nosotros representamos ellos no la contemplan, ni el déficit educativo que eso supone. Un ejemplo concreto es que a las mujeres trans no se nos reconozca como mujeres. Con los hombres sucede el mismo. Esto cuestiona bases educativas y estos discursos no quieren cambiar la concepción normativa del mundo. Hay incluso quien difunde el prexuizo de que las mujeres trans somos hombres violadores. Pero todo parte de la base de no querer entendernos como lo que somos.


G. C: Entonces, la forma de mejorar la sociedad sería atacando al sistema educativo?

D. F: Sí. En el sistema educativo deberiase hablar de que no todas las personas están acorde con el concepto de género con el que se les relaciona al nacer. El colectivo trans debe ser tratado en igualdad como otro más. Si nos está considerando enfermas mentales. Ante lo Estado somos enfermas.


G. C: De hecho, en un artículo de opinión tuyo leí que «el que no se nombra no existe y lo que no existe, no se puede solucionar». ¿Es este el principal argumento a favor para una ‘Ley Trans’?

D. F: Claro. Cuando se habla de nosotros no se hace con rigor. Por ejemplo, cuando se dice que las mujeres trans no somos mujeres «como tal», se está negando el machismo y la opresión que estamos sufriendo día tras día.


G. C: ¿La mujer trans siente una doble opresión?

D. F: Sí. Yo la siento. Desde lo primero día que me presenté al mundo como mujer comencé a vivir el mundo en mis propias carnes. No ser tomada por igual que los hombres, las miradas por la calle o los piropos son algunos pequeños ejemplos. Esto lo hablaba con muchas compañeras cis que me dicen: «es que nosotros tenemos estas opresiones tan interiorizadas que no nos enteramos, pero como tú vienes de vivir como un hombre ves mucho más esos comportamientos». El hombre trans también siente opresión, pero por el hecho de ser trans en sí, no por el patriarcado.


G. C: Se habla mucho de abolir el género como construcción social. ¿En qué se basa esto?

D. F: Es un debate filosófico. El que estamos diciendo es que no se le pueden asignar a las personas formas de ser o formas de relacionarse en base a los genitales con los que nazcan. Las personas trans podemos ser una herramienta para esto porque buscamos romper esos estereotipos.


G. C: Según Lidia Falcón, hubo un «lobby trans» que echó al Partido Feminista de IU. ¿Qué opinas de sus declaraciones?

D. F: Si se refiere a lobby como colectivo que está mejorando sus derechos tengo que decir que sí, las personas trans cada día estamos más unidas para conseguir la igualdad. El problema es que nos está agrupando para crear un enemigo común. ES su forma de deshumanizarnos y meternos a todas en un mismo saco. Sino, como puede un lobby en el capitalismo del Estado español estar sin los derechos correspondientes que el resto de la ciudadanía? De todos modos, este partido en su cuenta oficial de Twitter comparó las personas trans con » puteros, proxenetas y pederastas». Pienso que Izquierda Unida hizo el que tenía que hacer.


G. C: Las personas trans sufren un 85% de paro. ¿Ves al mercado laboral en contra vuestra?

D. F: El mercado laboral en el capitalismo actual va en contra de las personas. Ese 85% de paro se debe a todos prexuizos que tiene la sociedad sobre nosotros. Como no se nos considera como iguales, no se espera que obtengamos los mismos resultados que el resto. Para solucionar esto, las empresas deben hacer planes y cursos en igualdad.


G. C: ¿La gente de las clases más bajas tiene más dificultad para cambiarse de género?

D. F: Existe un factor de clase claro. Al no haber un acompañamiento mayor por parte del Estado, muchas personas se ven limitadas y con miedos. Cuanta gente de la clase obrera moriría en el armario por no poder afrontar el cambio? Con mucho dinero y sin tener que responder a psicólogos es mucho más fácil mudar todo tu cuerpo.Palabras descoñecidas

últimas noticias

Una incidencia técnica deja parado más de media hora el primer AVE Avril en Galicia a metros de la estación de Ourense

Una incidencia técnica ha dejado parado más de media hora el primer AVE Avril...

Un recluso de Teixeiro reconoce que intentó introducir droga en el centro: «Era para consumir»

Un recluso del centro penitenciario de Teixeiro acusado de un delito contra la salud...

Muere un hombrede 60 años tras caerse de la moto en A Coruña

Un hombre de 60 años que iba a bordo de una moto ha muerto...

La facturación del sector servicios gallego sufre la tercera mayor bajada entre comunidades en marzo

El sector servicios de Galicia sufrió un recorte del 9,5% en su facturación en...

MÁS NOTICIAS

Una incidencia técnica deja parado más de media hora el primer AVE Avril en Galicia a metros de la estación de Ourense

Una incidencia técnica ha dejado parado más de media hora el primer AVE Avril...

Un recluso de Teixeiro reconoce que intentó introducir droga en el centro: «Era para consumir»

Un recluso del centro penitenciario de Teixeiro acusado de un delito contra la salud...

El PP denuncia que el gobierno de Abel Caballero dejó 337 plazas sin cubrir en 2023 por falta de dotación presupuestaria

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Vigo ha denunciado este lunes...