El 112 Galicia atendió un total de 230.000 incidencias durante 2019, una media de 630 intervenciones diarias de los servicios de emergencias en los distintos puntos del territorio.

Estas cifras forman parte del balance anual que ha explicado este viernes el director xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta de Galicia, Santiago Villanueva, junto al gerente de la Axencia Galega de Emerxencias, Marcos Araújo, en A Estrada (Pontevedra).

Según Villanueva, en 2019 se atendieron más incidencias que el año anterior, cerca de 2.000 más. Sin embargo, existe una tendencia a la baja en los últimos años de llamadas al número del 112, lo que evidencia «un comportamiento cada vez más responsable de la ciudadanía».

En total, se atendieron 950.000 llamadas, lo que supone un 1% menos que en 2018 y un 13% menos que en 2016, cuando se superó el millón de comunicaciones en este órgano.

Además de la actitud de responsabilidad de la ciudadanía, Santiago Villanueva ha apuntado a que esta bajada progresiva tiene que ver con «las labores en materia de prevención y concienciación sobre la reducción de riesgos y el uso adecuado de los servicios de emergencias» que se está realizando con acciones como los simulacros o el trabajo divulgativo del 112 en redes sociales.

TIPOS DE INCIDENCIAS

Por otra parte, el director xeral ha recordado que en las provincias atlánticas se aglutina «el grueso de las incidencias gestionadas». En concreto 88.000 se produjeron en A Coruña, 84.000 en Pontevedra, mientras que Ourense sumó 30.000 y 27.000, respectivamente.

Los efectivos del Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE) se dedicaron a resolver situaciones relacionadas con la prevención de riesgos, extinción de incendios y salvamento. También otras solicitudes de asistencia médica, requerimientos de las fuerzas del orden y los accidentes de tráficos, labores y ferroviarios.

Los casos de aviso por animales sueltos, heridos, fallecidos y la formación de enjambres de avispas velutinas también destacan en este balance. Villanueva ha concretado que si bien «la cifra ha disminuido considerablemente con respecto a 2018» (casi un 40 por ciento), «sigue siendo esencial la colaboración ciudadana para detectar los casos urgentes».

PLANES DE FORMACIÓN 2020

En lo que respecta a la Academia Galega de Seguridade Pública (AGASP) –dependiente del departamento de Villanueva–, el consejo rector de este órgano ha aprobado este viernes los planes de formación para el personal de la Policía Local, Policía Autonómica, Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, GES, servicios de extinción de incendios o socorristas en este 2020.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior ha precisado en un comunicado que los cuerpos policiales «pueden optar a las actividades del plan específico de formación en materia de violencia de género» para completar el «tratamiento policial de las víctimas de violencia de género y los protocolos de actuación que deben seguir».

Según han acordado los miembros del consejo, el plan de este año también abarca cursos de distintas temáticas como el fraude electrónico, los protocolos en delitos de odio, atención a los peregrinos, maltrato animal, medioambiente, localización de artefactos explosivos o seguridad ciudadana.

En concreto, en este primer semestre están previstas 2.000 plazas en el servicio de formación en seguridad pública y otras 1.800 para servicios de emergencia y voluntariado de protección civil.