Las personas fallecidas con gripe en Galicia se sitúan en 38 –frente a las 29 de hace siete días–, de los cuales 16 de ellos murieron por el virus.

Según el décimo cuarto informe de ‘Vigilancia de la gripe en Galicia’, recogido por Europa Press, de los 38 pacientes fallecidos, 36 tenían indicada la vacuna y 21 no estaban vacunados.

El informe refleja que desde el principio de la temporada y hasta el miércoles 12 de febrero, se han declarado 1.197 ingresos con gripe confirmada, de los cuales 704 ya han recibido el alta y 95 requirieron asistencia en UCI.

De los ingresados con gripe, 965 tenían indicada la vacuna por edad o por presentar factores de riesgo para una gripe complicada y 506 de ellos no estaban vacunados.

En el documento difundido por el Sergas se señala que desde el inicio de la temporada –en la semana del 30 de septiembre al 6 de octubre– la vigilancia en Atención Primaria muestra una «tendencia decreciente» en la que es la sexta semana de la ola epidémica de esta temporada, en la que se alcanza «un nivel de intensidad baja».

«De mantenerse la tendencia decreciente, el pico de la ola aconteció, tal y como se anunció la semana pasada», en la anterior, concreta el Sergas en el informe.

Esto, junto al hecho de que «hay un aumento de la actividad gripal por encima del umbral en varias provincias que juntas suponen más del 50 por ciento de la población de Galicia», explica el Sergas en el informe, se traduce en «una difusión general de la actividad gripal».