En torno a un centenar de docentes han participado este sábado en la jornada ‘Educación Inclusiva: Deseño Universal para a aprendizaxe e boas prácticas’, organizada en Santiago por Down Galicia, en la que se ha profundizado en las medidas para alcanzar una escuela «más inclusiva».

Según informa la Xunta, este encuentro dirigido a profesionales docentes de orientación y directivos de centros de Infantil, Primaria y Secundaria ha contado con la participación de la conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, encargada de la apertura.

Durante su intervención, ha señalado que una de «las prioridades» de su departamento es «proporcionar a los docentes herramientas útiles con las que puedan avanzar en un camino difícil, con una meta ambiciosa: la excelencia en la educación a través de la diversidad».

Así, la conselleira ha reivindicado que la Xunta apuesta por un modelo «inclusivo», lo que implica «cambiar la práctica educativa para que todo el alumnado consiga las metas en su proceso de aprendizaje». Para ello, ha subrayado que se requiere de «una unión de esfuerzos» entre profesionales, alumnado y familias.

Precisamente, Pomar ha recordado que fruto de esa colaboración fue posible poner en marcha en Galicia un protocolo de atención educativa al alumnado con TDAH en la infancia y en la adolescencia, con el objetivo de ofrecer «una intervención integral» en la educación y en la sanidad.

EDUINCLUSIÓN 2020-2025

Esta línea de trabajo, tal y como ha asegurado la conselleira, se verá «potenciada» con la estrategia ‘EduInclusión 2020-2025’, a través de la cual su departamento desarrollará un plan formativo para especialistas en atención a la diversidad que supondrá «el impulso a la escolarización del alumnado de necesidades específicas de apoyo», y a la especialización «de los centros de Educación Especial», entre otras medidas.

Así las cosas, Carmen Pomar ha agradecido la organización de jornadas como la de este sábado, que contribuyen a darles «visibilidad» a las personas con TDAH y conocer «más a fondo» las características que rodean los afectados y sus familias, pero sobre todo «a hablar de diversidad como punto de unión y de encuentro».