Los portavoces de la oposición de PSOE, BNG y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ourense han criticado este viernes la «desidia» mostrada por el alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, en la lucha contra la violencia machista.

Durante la celebración del pleno extraordinario a petición del PSOE con el objetivo de «garantizar la permanencia del Ayuntamiento de Ourense en el Sistema VioGen», los portavoces de la oposición han destacado la necesidad de «una gestión eficaz de los recursos materiales y personales destinados a la protección de las víctimas».

El PSOE ha trasladado al gobierno local que «se trata de una cuestión de voluntad política» la decisión de defender a las mujeres víctimas de violencia machista y le ha pedido «una redistribución de efectivos en la Policía Local» para no abandonar a «quien más lo necesita».

Además, los socialistas ourensanos han recordado que «fue en su día el PP el responsable de que el Sistema VioGen pasase de tener cinco agentes de la Polícia Local a tener sólo uno».

Por su parte, el BNG ha considerado la decisión de desvincularse del sistema VioGen manifestada por el Ayuntamiento como «el golpe definitivo de la desidia mostrada en la lucha contra la violencia machista por parte del PP y de DO».

«Ustedes tienen mayoría para hacer unos presupuestos que doten de personal a la Policía Local y al Centro de Información Municipal de las Mujeres (CIMM) mediante una oferta de empleo público», les ha recordado la edil nacionalista Ruth Reza.

La formación nacionalista ha subrayado que un sólo policía local no puede realizar un trabajo coordinado para lograr que las mujeres y sus hijos tengan un seguimiento y protección frente a sus agresores «los 365 días del año y las 24 horas del día».

El «fondo de la cuestión» está, según sostiene Ciudadanos, en «la necesidad del Ayuntamiento de Ourense de rearmarse en materia de personal». No obstante, «eso no quita que no debamos mantener lo que tenemos y reconocerle su trabajo», ha dicho el concejal Pepe Araújo, en alusión al agente de la Policía Local encargado del VioGen.

Además, el concejal de Ciudadanos también ha criticado la «estrategia» del regidor ourensano de echarle la culpa a la técnica de la Policía Local, María Barrera, de su decisión de desvincularse del sistema VioGen. «Los técnicos están para ejecutar las decisiones tomadas por los políticos», ha dicho.

EL GOBIERNO «CONDENA» LA VIOLENCIA MACHISTA

No obstante, la concejala del grupo de gobierno de DO María del Mar Fernández Dibuja ha querido «dejar claro» que el ejecutivo local «condena sin ningún tipo de fisura la violencia machista» y ha cuestionado la petición del pleno extraordinario por parte de la oposición como una «medida claramente partidista».

La edil ha manifestado que «en ningún momento se habló de suprimir de Ourense la protección y vigilancia a las víctimas de violencia de género», sino que se expuso «la posibilidad de que ésta fuera asumida por la Policía Nacional, en aras de dar una mejor cobertura».

A este respecto, el alcalde de Ourense ha apuntado que «no se trata de que el Ayuntamiento proteja a las víctimas», sino que «lo que importa es que estén protegidas y en la mayoría de ciudades españolas esta labor la lleva a cabo la Nacional».

«A posteriori se propuso como alternativa que el agente de la Policía Local siguiese realizando esta labor dentro del cuadrante de los efectivos de la Nacional», ha continuado Fernández Dibuja.

En este contexto, la concejala también ha anunciado que «el gobierno tiene planificado incorporar a una agente al VioGen, una vez se suprima la oficina de denuncias de la Policía Local».

NUEVO ATAQUE CONTRA LA LOCAL

Por su parte, el alcalde de Ourense ha atacado nuevamente a su Policía Local. «Prefiero que la Policía Nacional sea quien proteja a las víctimas de violencia machista porque es un Cuerpo a años luz de la Local en cuanto a seriedad», ha manifestado.

«Todos sabemos cómo han entrado la gran mayoría de funcionarios de las administraciones locales», ha apostillado nuevamente, ante la censura de los grupos de la oposición que lo han acusado de mandar «dardos envenenados» a su propia Policía.

EL PP Y DO VOTAN EN CONTRA

Finalmente la votación ha concluido con los votos en contra de PP y DO y los votos a favor de PSOE, BNG y Ciudadanos. Los motivos que el grupo de gobierno han argumentado para su «frontal rechazo a la moción» es el hecho de que la propuesta del grupo socialista incluyese en un punto único el asunto del VioGen y el mantenimiento de la Oficina Municipal de Denuncias del Ayuntamiento de Ourense.

«No queremos tener una oficina de denuncias duplicada porque es un tema totalmente absurdo», ha subrayado el regidor ourensano. La decisión de dejar sin efecto a la actual oficina de denuncias municipal pasa, según DO, por «optimizar recursos» ante la «situación actual de la plantilla».