El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha hecho hincapié en «seguir alcanzando medidas de consenso para la redacción definitiva» de la futura ley de juego.

Lo ha dicho durante su participación, este miércoles, en la clausura del VI encuentro de la asociación gallega de empresas operadoras para la competitividad del sector.

Rueda ha explicado que el Gobierno gallego está inmerso en el proceso de elaboración de la nueva ley, que permitirá actualizar la anterior, aprobada en 1985.

La premisa, según destaca la Xunta a través de una nota de prensa, es «adaptarla a los tiempos actuales a los nuevos modelos de juego», para lo que mantiene reuniones con diferentes colectivos.

La Xunta dice ser «consciente de la preocupación social que se está generando alrededor del juego, de ahí que esté trabajando sobre la nueva ley con grupos de trabajo, en la búsqueda del máximo consenso».

Por último, el vicepresidente ha apelado a «la responsabilidad de todas las partes» en un sector «que tiene una gran importancia en la actividad económica» y que «contribuye en gran medida a la generación de riqueza y empleo» en la comunidad; una actividad «controlada, vigilada y sometida a una importante fiscalidad».