El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha arremetido este miércoles contra la delegada de la Xunta en la ciudad y exalcaldesa, Corina Porro, a la que acusa de «mentir de forma inconcebible» y de «defender las posiciones de la Xunta» perjudicando a Vigo.

Así lo ha trasladado el regidor en una rueda de prensa en la que ha defendido que todas las afirmaciones que él hace sobre Porro son «verdades incontestables», dichas «en público» y «sujetas a contrastación». A ese respecto, ha vuelto a repetir las acusaciones contra la delegada del gobierno gallego, de la que ha afirmado que «siempre defendió las posiciones de la Xunta en contra de Vigo».

Según ha enumerado, Porro «estuvo en contra de Caixanova y a favor de Caixa Galicia» en el proceso de fusión de las cajas; «nunca» apoyó las demandas de la ciudad con respecto al aeropuerto de Peinador; estuvo «al lado de Fraga» cuando éste «dijo que Vigo no iba a tener AVE» y no estuvo en las manifestaciones que reclamaban el AVE directo por Cerdedo; «paralizó el plan Nouvell» que el propio Caballero impulsó para reformar el Puerto cuando presidía este organismo; «no se la vio defendiendo los juzgados cuando el Gobierno del PP quiso cerrar el partido judicial»; ni se movilizó «en defensa de la sanidad pública» o para pedir la gratuidad del aparcamiento del Álvaro Cunqueiro.

El regidor olívico también ha reprochado a su predecesora que esté «definitivamente en contra» de la candidatura de Cíes para ser designada Patrimonio de la Humanidad; que «sigue respaldando a la Xunta en su empeño de que Vigo pague los buses de la gente de fuera»; que apoye «los impedimentos» del gobierno gallego en la reforma de Gran Vía o en la aplicación de la ley 3/2016 para ciertos proyectos; o que respalde el cobro de una tasa por la gestión de la presa de Eiras. «Y parece que le encanta que el Celta se vaya a jugar a Mos», ha añadido, al tiempo que ha reiterado que todas estas afirmaciones responden a «realidades» y «hechos incontestables».

Por su parte, Corina Porro, y a preguntas de los periodistas, se ha referido a estas acusaciones, y ha lamentado que al alcalde de la ciudad «le interesan la polémica y la confrontación». «Él, personalmente, cree que le va bien, pero a la ciudad le va muy mal con enfrentamientos y líos», ha lamentado.

Según la delegada del gobierno gallego, «lo único que quiere la Xunta» y la propia delegación territorial es «intentar colaborar por el bien de los ciudadanos. «Él utiliza otros sistemas, pero nosotros vamos a seguir trabajando por Vigo», ha zanjado.