La Sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo acoge este martes y miércoles el juicio contra dos acusados de falsificar la firma de otras personas y documentos para conseguir poderes, prestamos hipotecarios y testamentos de los que se beneficiaban.

En su escrito de acusación, el Ministerio público asegura que los acusados, R.F.P. y J.G.G. acudieron en varias ocasiones a distintas notarías de Sarria, Lugo, Vilalba y Guitiriz para falsificar distintos documentos en los que otras personas les otorgaban poderes notariales a sus nombres.

Entre los perjudicados están los tío de una de las acusada, R.F.P, quien, actuando como apoderada de ellos, solicitó dos préstamos hipotecarios de 77.000 y 39.000 euros que fueron constituidos sobre inmuebles propiedad de los perjudicados.

Por su parte, el otro acusado, J.G.G., se hizo pasar por una persona con la que había entablado relaciones de negocios para obtener un poder especial para realizar gestiones relativas a un inmueble a favor de la otra acusada. Además, también utilizó este poder para pedir otra hipoteca por valor de 43.000 euros que fue constituida también sobre inmuebles propiedad de los tíos de la acusada.

Además, el ministerio público considera que el acusado J.G.G. se hizo pasar por el tío de la otra acusada para redactar un testamento a favor de esta.

CINCO AÑOS DE CÁRCEL

La Fiscalía asegura que a los dos presuntos autores responsables de un sendos delitos continuados de falsedad en documento mercantil y estafa. Por ello, pide que los acusados sean condenados a cinco años de cárcel y a 11 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros.

Asimismo, señala que todos los poderes deben ser declarados nulos, al igual que los prestamos hipotecarios y testamentos otorgados. Además, los acusados deberán indemnizar a los prestamistas por las cantidades defraudadas.